• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:57

La nota roja - Violencia

“Desde anoche no lo vi, él no se quedaba en la casa”, dice madre de adolescente asesinado en finca de Coatepeque

Los familiares de otra de las víctimas señalaron que este incluso era parte de un grupo de alabanzas en una iglesia.

Finca San Vicente
“Desde anoche no lo vi, él no se quedaba en la casa”, dice madre de adolescente asesinado en finca de Coatepeque

Familiares de dos adolescentes perfilados por las autoridades como simpatizantes de pandillas se hicieron presentes a la escena en la que fueron encontrados sin vida al interior de una finca en el municipio de Coatepeque en Santa Ana.

Un grupo de personas se ubicaron en la entrada de la calle que conducía hasta los cuerpos de los cuatro jóvenes asesinados esta mañana en Coatepeque. Entre los asistentes al lugar, estaba la madre de Wilmer Alexander López, de 14 años, quien se resguardaba del inclemente sol.

La mujer, quien daba la impresión de ser la hermana y no la madre del adolescente, manifestó que la última vez que vio a su hijo fue la noche del pasado domingo y que este se dedicaba a estudiar y trabajar en una ladrillera de la zona.

“Anoche lo vi, salió a trabajar ahora en la mañana, él por días trabajaba”, remarcó la mujer, quien dice no tener idea de quiénes podrían estar tras el asesinato del menor que residía en la zona conocida como Las Mercedes.

“Él no se quedaba en la casa, no se la hora en la que salió a trabajar”, agregó la madre, quien con un niño de meses insistió en que conocía poco la forma en la que actuaba su hijo. Sus respuestas eran reforzadas por otro familiar.

En otra esquina de la polvorosa entrada, se encontraban las tías de Jeferson José Ramirez López, de 16 años, quienes rechazaron la versión que era miembro de una estructura criminal.

“Estuvo estudiando, pero luego ya no y estaba en un ministerio de alabanza de una iglesia católica el año pasado”, remarcó la tía de Rámirez, quien agregó que la madre de este reside en Estados Unidos.

“No decía para donde iba, sino que solo agarraba camino”, sostuvo otro familiar de la víctima, quien señaló que Ramírez no vivía junto a sus tías y que se dieron cuenta por las noticias sobre la muerte de este.

De manera extraoficial, se ha conocido que los menores estaban en compañía de otros dos sujetos, quienes son vinculados a estructuras criminales, cuando fueron interceptados para ser asesinados.

El reporte policial señala que en el lugar también fue localizado Miguel Ángel Beltrán Hernández, quien tenía antecedentes penales y estaba fichado como miembro de la clica Liwuas, y otro menor quien no ha sido identificado. 

Comentarios