• Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 02:08

La nota roja - Ataques a policías

Siete sujetos acorralaron a mujer policía y la mataron frente a su familia en Santa Catarina Masahuat, Sonsonate

Según las estadísticas de la PNC, ella es la primera mujer policía que ha sido asesinada en el 2018.

Mujer policía asesinada
Imagen de agente Vilma Haydeé Quezada Graciano, de 31 años de edad, asesinada en Santa Catarina Masahuat, Sonsonate.
Siete sujetos acorralaron a mujer policía y la mataron frente a su familia en Santa Catarina Masahuat, Sonsonate

Aproximadamente siete sujetos acorralaron a una agente de la Policía Nacional Civil (PNC) y la asesinaron frente a su familia en la colonia Santa Rita, del municipio de Santa Catarina Masahuat, Sonsonate.

La policía asesinada fue Vilma Haydeé Quezada Graciano, de 31 años de edad y con ONI 32805, quien fue atacada por presuntos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) que acechan en la zona.

El director de la PNC, Howard Cotto, quien se hizo presente al lugar explicó que aproximadamente las 6:50 de la mañana del lunes, la agente Quezada, quien gozaba de licencia se dirigía junto a unos familiares a realizar unas diligencias personales cuando un grupo estimado de siete sujetos la alcanzaron y la detuvieron para después dispararle.

"Le dispararon con una pistola y posteriormente con una escopeta, mientras que los familiares que iban con ella resultaron ilesos", sostuvo Cotto.

Después del asesinato de la agente, se realizó un despliegue de policías locales y miembros de La Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares en búsqueda de los delincuentes.

"Estamos seguros que ellos sabían que ella era una integrante de la PNC y le dispararon por su condición de ser policía", dijo el director de la Policía.

La agente no había sido amenazada directamente por los delincuentes, pero en la zona hubo una amenaza de carácter general hace tres meses, por parte de miembros de estructuras delictivas en contra de agentes policiales.

Cinco años de ser policía

Según reportes de una fuente policial consultada, Quezada tenía cinco años de ser policía y dos de estar prestando servicio en la Oficina de Denuncias y Atención Ciudadana (ODAC) de la delegación de San Marcos, al sur de San Salvador..

"Ella fue una agente tranquila, llevadera con todos sus compañeros, bastante proactiva y con mucha iniciativa a la hora de trabajar", expresó la fuente consultada por este medio.

Cotto detalló que con esta nueva baja en la PNC, suman 29 los policías caídos en este 2018; además de dos empleados administrativos, haciendo un total de 31 trabajadores de la Policía quienes han sido asesinados por miembros de pandillas.

Según las estadísticas, de la corporación policial, ella es la primera mujer policía que ha sido asesinada en el 2018.

Comentarios