• Diario Digital | miércoles, 29 de enero de 2020
  • Actualizado 00:34

Negocios -

Dropshipping, una forma de vender sin stock

Si quieres emprender tu propio negocio online con poca inversión, la solución se llama dropshipping

Dropshipping, una forma de vender sin stock
Dropshipping, una forma de vender sin stock
Dropshipping, una forma de vender sin stock

Apuesta por un modelo de negocio basado en la venta sin stock, el dropshipping es una buena alternativa para emprender tu propio camino profesional. 

Este servicio cuenta con una gran popularidad, una opción muy a tener en cuenta si quieres crear tu propio negocio de venta online. Sólo tienes que hacerte con una buena guía de Dropshipping y el resto irá sobre ruedas.

Si quieres convertirte en tu propio jefe, recuerda que las ventajas de emprender en El Salvador son muchas. Si te surgen dudas podrás ponerte en contacto con entidades que te ayudarán a poner en marcha tu negocio. 

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un nuevo modelo de negocio, basado en la venta online de productos que no tienes en stock. Estos están en manos de un tercero que es el encargado de enviarlos directamente al cliente final.

Una alternativa de negocio online o e-commerce que te permite vender sin necesidad de contar con un almacén. Lo único que tendrás que hacer es buscar un proveedor para que se encargue de enviar los productos con tus etiquetas y logotipos. 

Cómo funciona el dropshipping

El dropshipping es una tienda online en la que trabajas, mano a mano, con un proveedor. Si quieres emprender y te interesa este modelo de negocio, esta es la forma en la que tendrás que trabajar: 

Elige los productos a vender

Lo primero que debes hacer, antes de abrir una tienda online, es realizar un estudio de mercado. Esto será lo que te guíe, la principal ayuda para saber dónde tienes que enfocar tus esfuerzos. 

Debes conocer muy bien al tipo de cliente que va a comprar tus productos, edad, gustos, poder adquisitivo...

Una vez que conozcas el mercado y el cliente con el que vas a trabajar, debes estudiar qué productos son los más atractivos. Valora la demanda que tienen y si hay artículos complementarios. 

Si ya has elegido tu producto, toca buscar un buen proveedor que se encargue de distribuir los productos que vas a vender. 

El proveedor ideal

Este apartado es el más importante, la elección de tu "socio" es vital. No hay duda que de esta, dependerá el buen funcionamiento de tu negocio. Este te tiene que garantizar los siguientes aspectos: 

  • Calidad del producto
  • Eficacia en el envío
  • Margen de beneficio

Intenta reunir toda la información que puedas sobre tus posibles proveedores. Una buena idea sería adquirir un producto suyo y así, verificar la calidad y la eficacia del envío. 

Muestra los productos que vendes en tu web

Si ya has elegido a “tu socio”, es hora de publicar el catálogo de productos en tu tienda online Ten cuidado con esta parte.

No subas a tu web las descripciones de los productos, tal y como te las envíe tu proveedor. Si lo haces y hay otros negocios con las mismas descripciones, estarás destrozando tu posicionamiento SEO.

Google detecta los textos que son iguales y los toma como contenido duplicado. Seguramente recibas una penalización.

Empieza a vender

Empezar una venta supone que tengas que ponerte en contacto con tu proveedor para informarle del pedido y pagarle el producto. 

Tú solo pagas al proveedor por venta realizada. De esta forma, te ahorras el tener que realizar una inversión inicial para comprar mercancía. 

Envío del producto

Una vez realizado el pago, el proveedor se encarga de gestionar el envío. Es necesario estar al tanto de los plazos y la forma en la que llega el producto. Una mala entrega puede suponer perder clientes y futuras compras.

Comentarios