• Diario Digital | jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:30

Política - calientan motores

“Buenas Obras”, el eslogan que huele a precampaña presidencial del “Albañil del pueblo”

Aún cuando las elecciones presidenciales no se realizarán sino hasta 2019, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, prepara el terreno electoral sacando ventaja de su cargo como funcionario, según algunos analistas políticos, e inclusive haciendo uso de fondos del FOVIAL para construir sus ‘elefantes blancos’ que le generen adeptos.

Gerson Martínez
Ministro Gerson Martínez abraza a anciana en entrega de obra Túnel de Masferrer. / Fotografía MOP
“Buenas Obras”, el eslogan que huele a precampaña presidencial del “Albañil del pueblo”

Gerson Martínez es el político con el que se desayunan los salvadoreños todos los días. Está presente a diario en la prensa digital e impresa, radio, televisión y, por si fuera poco, es el político que más tuitea (26.6k), más que el presidente de la República (22.2k), más que Nayib Bukele (18.4k) y su alter ego, Payaso Sin Gracia (13.6k), y más que Norman Quijano (8,995). En este terreno solo es superado por el comediante radial “La Choly” (47.7k).

En marzo de 2016, el funcionario concedió una entrevista a La Prensa Gráfica en donde negó tener intenciones presidencialistas y citó al libro bíblico del Eclesiastés “todo debajo del cielo tiene su tiempo”, y agregó “mi tiempo es servir como el albañil del Señor, y mi señor es mi pueblo, soy el albañil del pueblo”, dijo. A partir de ahí se le conoce de esa manera, y de seguro no le molesta.

“Buenas Obras” es la frase que repite a diario y no pierde oportunidad para aparecer en medios. Primero nos da la foto en la que pone la primera piedra en determinado proyecto, luego la inauguración de la primera fase, después la de la segunda fase, y por último, la entrega de la obra, en la que rinde un informe. “Buenas obras” vuelve a decir y se llena de orgullo hablando de transparencia y eficacia, virtudes que la ciudadanía, según encuestas Cid Gallup, IUDOP y otras, reconoce en este político de izquierda.

Pero para algunos analistas, Gerson está en precampaña presidencial.

Los millones de Obras Públicas no son poca cosa; dentro del Presupuesto General de la Nación recibe de las tajadas más grandes junto a Seguridad, Educación y Salud. Estos millones le dan omnipresencia en todo el territorio nacional. Portando un casco de constructor sobre su cabeza, se le ve en Jiquilisco, Hachadura, Lolotiquillo, Mercedes Umaña, Candelaria, Tacachico, Yucuayquín, y otros municipios adonde otros políticos izquierdistas con aspiraciones presidenciales no podrían llegar, ni siquiera el secretario de su mismo partido, Medardo González, que mantiene fuerte presencia en el territorio, y menos el alcalde de San Salvador a quien difícilmente conocerán en Intipucá, por ejemplo.

A Gerson se le ve inaugurando puentes, nuevos caminos, pasarelas, en fin, obras que le permiten repetir “estamos cumpliendo”, “abrimos caminos”, “hacemos obras inclusivas”, “sin corrupción se pueden hacer más y mejores obras” y otras frases recurrentes en su discurso. “Huele a precampaña” dicen en los círculos políticos.

Ministro, algunos políticos dicen que usted está en campaña presidencial. ¿Cómo les responde?

Los que dicen eso son los que están bloqueando las donaciones a Obras Públicas, son los que están saboteando las donaciones al pueblo salvadoreño, son los que han bloqueado un financiamiento ofrecido desde hace 2 años por el Reino de España y la Unión Europea que totaliza $35 millones. Los que dicen eso son los que están obstaculizando desde hace dos años la construcción del primer corredor binacional seguro entre El Salvador y Guatemala, que es parte de la donación, que es la carretera que va a unir Chalchuapa con Ciudad Jerez en Guatemala. Va a ser el único paso seguro porque va a ser el único que no pasa por el Río Paz. Nosotros ya construimos el 40% pero necesitamos esa donación para terminar la obra. Eso está bloqueado. Eso explica la razón de este tipo de ataques.

Si usted nota, yo estoy consagrado todos los días a trabajar y a no meterme en asuntos políticos partidarios mientras estoy en mis horas laborales.

— Voy a ser más directo si me lo permite ¿Usted no está preparando alguna candidatura presidencial para 2019?

En materia de candidaturas, a ese tema no le hago caso porque nosotros estamos cumpliendo nuestra responsabilidad.

En las encuestas, y no solo en las últimas, la ciudadanía lo evalúa como un buen funcionario. ¿Esto podría potenciar su carrera política?

Nuestra evaluación como funcionarios públicos (siempre habla en plural) es bastante alta de parte de la ciudadanía, eso se explica porque la ciudadanía es generosa, pero también se explica porque gracias al trabajo de los empleados de Obras Públicas se está elevando la calidad de las obras, se está elevando el estándar de la obra pública y se está multiplicando la obra.

Cómo enfrenta los retos en Obras Públicas, ya que la Asamblea le va dando el pisto a cuentagotas, si es que lo da.

Ese problema lo tenemos desde hace 2 años, $115 millones ofrecidos por el Banco Interamericano de Desarrollo para la autopista hasta Usulután y para la de La Unión hasta cerca de El Amatillo está bloqueada; sin embargo, aún con esos bloqueos, hemos eliminado 758 cárcavas y seguimos trabajando. Hemos entregado 98 puentes y estamos construyendo para completar 105 puentes más, incluyendo el más grande del país que es del corredor interoceánico que va a unir el departamento de La Libertad con Chalatenango.

¿Qué le dice a los que según usted bloquean su trabajo?

Les he dicho a los que bloquean nuestro trabajo, que lo obstruyen, que aún con ese sabotaje siempre hay una manera de multiplicar los panes y los peces: administrando honradamente los dineros del pueblo, uniendo al país y ahorrando. Con eso se puede hacer más con menos.

Estamos bajo el principio de hacer más con menos. Vamos a tener ahorro en todas las obras; “sin corrupción se puede”. Es importante rendir cuentas y nosotros lo hacemos todos los días, hace años dimos el primer paso, y el segundo y el tercero. La mejor rendición de cuenta es la obra, la conducta y los libros claros.

El mayor ahorro es que ya no se extorsiona a las empresas como antes cuando se les exigía el 15% para asignarles un contrato, era dinero que pagaba el pueblo.

Gerson quiere comerle el mandado a Ortiz, Medardo y a Bukele

Los rivales de Gerson en su mismo partido para aspirar a una precandidatura presidencial son el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz; el secretario general, Medardo González; y el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, concuerdan analistas.

Como punto a su favor, Gerson es el funcionario que más obras ha hecho: balastreo de calles, pavimentaciones, pasos a desnivel, y además su trabajo es muy visible y en sectores que antes estuvieron olvidados por otros gobiernos. Y otro punto que podría inclinar la balanza de su lado es que es líder histórico del FMLN, no de la talla de Sánchez Cerén, aunque sí está en una segunda línea. “Pero hay una cosa curiosa, no aparece en las encuestas (como candidato presidencial) a pesar de que es el funcionario que más presencia tiene en todo el gobierno”, dice el politólogo Joaquín Aguilar.

En tanto, para el analista Roberto Cañas aún es muy temprano hablar de candidaturas y según sus cálculos, el FMLN está apostando a las elecciones de 2018 cuando se elijan alcaldes y diputados, ya que sin 43 votos en la Asamblea Legislativa difícilmente podrán hacer reformas importantes como las de AFP o adquirir préstamos.

Aún así, “se vale soñar”, dice, y por ello algunos funcionarios pareciera se encuentran en campaña permanente como Ortiz y Bukele. “Gerson tiene posibilidades al interior del FMLN. El alcalde de San Salvador, en cambio, es un ‘outsider’ y ha llegado ahí, a la alcaldía, porque no había de otra, de tal manera que el único chance que tendría el alcalde es que un candidato pura sangre esté tan mal en las encuestas que aparezca él como tabla de salvación”, considera.

“Hay bastante actividad de su parte en cuanto a su imagen, está trabajando y promocionando las obras”, observó Cañas.

En cuanto al vicepresidente Ortiz, este tiene también fuerte presencia mediática. Al igual que Gerson, inaugura mega obras y ha logrado gran protagonismo en el tema de Seguridad, dice Kirio Waldo Salgado, quien añade que Ortiz no oculta sus ambiciones presidenciales.

“En medio de Gerson y Ortiz está Bukele, quien tiene carisma y es muy inteligente pero no lo van a dejar por no ser del FMLN, y el Frente ya tuvo su experiencia con (el expresidente) Funes”, dice Salgado, por lo que todo apunta a que una precandidatura sería entre “huesos colorados”, a su juicio.

“El que está saturado de ambición es Ortiz. No lo oculta desde que es diputado aunque por otro lado está Medardo (el secretario general del FMLN), quien es un hombre astuto y podría ser el candidato ya que es el único que ha trabajado las bases y tiene el visto bueno del Partido Comunista, que la vez tiene los negocios de Alba. Ellos estarían más contentos con Milton” (seudónimo de guerra de González) y les caería ‘como anillo en trompa de cuche’. Es más comunista que muchos comunistas de las FPL”, valoró el analista.

Ante la astucia de Ortiz para moverse en el terreno político, la frialdad de Medardo para trabajar las bases y lo mediático de Bukele para mantenerse en prensa, Gerson Martínez está como gota de agua golpeando una roca insistentemente, preparando una posible candidatura, “aunque tenga que recurrir a los fondos del FOVIAL indebidamente para construir ‘elefantes blancos’”, selló Salgado su análisis.

Algo parecido expresó Cañas, quien pidió a todos los políticos que se dediquen a sus obligaciones en el gobierno y “a no tratar de cruzar el río antes de llegar al puente”.

¿Quién es Gerson Martínez?

“Gerson Martínez”, es el seudónimo del guerrillero Manuel Orlando Quinteros Aguilar, nacido en el departamento de La Paz. Se unió al FMLN desde que era un adolescente, cuando cursaba apenas octavo grado para pedir reivindicaciones de los trabajadores.

Las FPL nacen en 1970 y solo un año después, en 1971, Quinteros se les uniría y ahí hizo trabajo en el MERS y en el BPR, desde la Escuela Nacional de Comercio, ENCO, donde cursaba bachillerato.

En 1981 ya era el responsable político del Frente Oriental y posteriormente también fue jefe militar de los frentes guerrilleros de San Salvador y La Libertad.

Desde que el FMLN participa como partido político, Gerson ha desempeñado diversos cargos, iniciando en 1994 con la primera generación de diputados del partido de izquierda hasta la actualidad que se desempeña como ministro de Obras Públicas.

Comentarios