• Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Política - entrevista

Carlos Reyes: El Sitramss no es como un niño que el Rey Salomón pueda partir en dos para repartirlo

El presidente de la comisión de Transporte de la Asamblea considera que la Sala de lo Constitucional no debe resolver a medias tintas, sino dictaminar que el proyecto es inconstitucional o dejarlo como está, aunque no cree que esto último suceda.

carlos reyes
Carlos Reyes, presidente de la Comisión de Transporte de la Asamblea Legislativa. Foto Diario El Salvador Times
Carlos Reyes: El Sitramss no es como un niño que el Rey Salomón pueda partir en dos para repartirlo

Carlos Reyes, presidente de la comisión de Obras Públicas y Transporte de la Asamblea Legislativa, es un fuerte crítico de la obra emblemática del gobierno del FMLN, el SITRAMSS, lo que lo lleva obligadamente a ponerse del lado de los transportistas que se vieron afectados con la obra.

Reyes celebra el fallo de la Sala de lo Contencioso a favor de un casi un centenar de buseros y microbuseros a quienes en 2013 el VMT retiró los permisos de línea luego que protestaran y pararan labores por la puesta en marcha del SITRAMSS. Después de un largo proceso, la CSJ dictaminó esta semana que el VMT violentó los derechos de los transportistas y ahora tendrá que indemnizarlos por las pérdidas ocasionadas.

El fallo se suma a las presiones de la Sala de lo Constitucional que pide explicaciones por la obra, y a las amenazas de un juicio de cuentas por la Corte de Cuentas de la República, CCR.

El diputado de ARENA no oculta estar ansioso por la resolución de la Sala que podría declarar inconstitucional el proyecto y abrirlo a una licitación. “La decisión de la Sala la vamos a respetar”, se compromete, aunque espera que sea un fallo de inconstitucionalidad.

Si el Sitramss fuera juzgado por el Rey Salomón ¿cree que lo partiría en dos para dar una tajada a cada quien para que todos estén contentos?

No esperamos una ley salomónica, lo que esperamos es que haya un cumplimiento de la ley.

Pero el ejemplo del Rey Salomón es un símbolo de que se sabe impartir justicia con sabiduría…

Lo que pasa es que en este tipo de cosas no se puede partir al niño en dos y dar un pedazo a cada uno. Nosotros esperamos que la Sala de lo Constitucional diga ‘señores, así es como se debe cumplir la Ley’.

¿Y si dice la Sala que las cosas así como están, están bien hechas, qué va a hacer ARENA?

Si la Sala dice que así como está hecho el Sitramss, está bien hecho, pues vamos a respetar la sentencia y vamos hacer que se cumpla.

¿Ha sido el Sitramss una solución a los problemas de movilización de pasajeros?

Es un proyecto importante que planteaba la modernización del transporte pero no funcionó. El Sitramss aumentó el problema de la contaminación, generó más congestionamiento, más estrés, más gasto de combustible y tiene muchas preguntas que responder. No fue una solución verdadera.

Pero yo le puedo decir que mucha gente que viaja desde Soyapango ve con buenos ojos la obra porque les solucionó el problema para movilizarse hacia San Salvador.

Hay que reconocerlo que muchos usuarios nos han dicho que ahora vienen más temprano a San Salvador, pero aquí se trata de buscar el bien de las mayorías. Es un tramo muy corto que beneficia a muy poca gente. La solución debe ser integral para toda la capital.

¿No hay una postura eminentemente política de ARENA en contra del gobierno respecto a esta obra?

Nosotros hemos dicho que queremos ayudar al transporte para que se modernice y lo que hemos dicho es que creemos que en este caso debe cumplirse la Constitución de la República que dice con claridad que las obras de infraestructura deben concesionarse. Debieron (el gobierno) haberlo hecho, yo no sé por qué se enredaron en todo. En la legislatura pasada tenían los votos para hacerlo pero se fueron por la ruta más corta para no meterse a estos procesos. No se llevó a cabo de la mejor forma.

Hay sospechas que la contrapartida que le ha tocado poner al gobierno anda por $60 millones además de los $45 millones de préstamo. Es un problema caro para los salvadoreños que no ha resuelto los problemas de transporte de San Salvador.

La Asamblea Legislativa tuvo que responder a la Sala de lo Constitucional sobre su participación en el proyecto. ¿Qué decía el informe que se presentó el lunes?

Entiendo que la Asamblea no puede decir mucho sobre el tema porque el Sitramss no existe en la Ley. Los buses articulados no existen como Ley, y lo más que habrá dicho la Asamblea es que no ha tenido que ver solo en la aprobación de un préstamo de $45 millones para que se construyera.

¿Contó el préstamo con los votos de ARENA?

Sí dimos los votos porque nosotros creemos en la modernización del transporte, en lo que no creemos es en que haya un carrilito de $45 millones sin concesión a particulares, sin licitación. Esto no es de decir ‘mire, usted me cae bien y como me ha hecho propagando y pagado campañas yo le doy este proyecto’, no.

¿ARENA dio los votos para el préstamo a sabiendas que se iba a hacer como se hizo?

No, ARENA dio los votos para la modernización del transporte y entendimos que iba a haber una concesión, una participación del Estado, pero el Estado ha intervenido para beneficiar a unos particulares, en primer lugar entrega el carril a privados y en segundo lugar les aprueba el gobierno del FMLN tarifas especiales en un tramo relativamente corto. Uno se pregunta qué pasa con los demás del transporte público que ahora hacen un recorrido más largo. Además a esos buses se les dio seguridad con policías y soldados, mejores tarifas y un carril exclusivo, y todavía les da 4 centavos de subsidio por cada pasajero. O sea, el pasaje vale $0.37.

Estamos de acuerdo con la modernización, pero no aceptamos que se contrate a una empresa que nace en Uruguay en 2010 y un mes después nace aquí en El Salvador para darle la administración. Ese tipo de cosas son las que la Corte de Cuentas de la República ha estado viendo y planteando. La Corte ya dijo que van a ir a juicio de cuentas porque hicieron otro proceso que no fue el más correcto.

Esta semana unos transportistas ganaron el caso al VMT que tendrá que devolverles las líneas que les quitó por haber protestado contra el Sitramss en 2013 y además podrán pedir indemnización por el tiempo en el que han estado los buses y microbuses si trabajar. ¿Cómo ve la sentencia de la Sala de lo Contencioso?

Muchos empresarios protestaron y el VMT les quitó los permisos de línea, así que deciden ir a la Sala de lo Contencioso que les dio la razón y ordenó al VMT regresar los permisos y además tienen que pagar el daño. Esto se complica, toma otro matiz y ya no solo es la Sala de lo Constitucional sino también la de lo Contencioso y la Corte de Cuentas las que cuestionan el proyecto.

¿Para adónde apuntaría una resolución de la CSJ?

No quisiera adelantarme a los hechos, pero sí estamos claros en ARENA que la Constitución es clara cuando dice que obras de infraestructura física deben concesionarse y venir a la Asamblea, y pasar por un proceso de licitación. Se hace una ley y en la ley hay cosas indispensables por ejemplo tiene que decir por cuánto tiempo se lo va a dar, no es que se lo doy por “saecula seculorum”. Deberá decir qué van a hacer los que reciban la concesión, en qué estado van a entregar al Estado cuando entreguen esa concesión, etc. Todo eso no se está dando.

La Sala tomará las medidas correspondientes. La FGR ya se había pronunciado que esto no era correcto. Ya veremos al final cuál va a ser la resolución la Sala.

¿Cuáles son las opciones de la Sala?

Hay varias opciones. Pueden decir “miren, señores, esta es una obra pública, así que abran el tráfico al público”, otra es que digan “ahí debe haber una concesión” y que se someta todo ese proceso a la Asamblea Legislativa, pero no significa que los mismos que están ahí van a ganar. Pueden darse varias cosas, y vamos a respetar lo que la Sala diga, luego veremos qué va a suceder.

¿Cuál es la postura de ARENA?

Como siempre lo hemos dicho y lo vamos a seguir diciendo, es que creemos que hay que darle cumplimiento al artículo 120 de la Constitución que dice que las obras de infraestructura física construidas por el Estado deben de pasar por la Asamblea Legislativa si van a ser entregadas a privadas. Como ARENA creemos que debió haber sido una concesión.

A los transportistas que ganaron el caso ante el VMT y que les van a devolver las unidades ¿usted les recomendaría que abran un juicio civil y pidan ser indemnizados?

Ahí lo que ellos consideren. Lo que importa es que ya se pronunció el máximo organismo que tiene que ver con este tema. La Sala de lo Contencioso ya dijo que regresen los permisos y hoy tienen que pagar los daños que hayan ocasionado.

Algunos empresarios nos han dicho que para no hacer un proceso de licitación para que pudieran circular los buses del SITRAMSS, les pusieron a esos buses las placas que a ellos les quitaron.

¿Podría pedir el VMT una apelación?

No, ante la Sala no. Tienen que cumplir.

Comentarios