• Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:45

Política

Diputados temen baja en la moral de policías y militares por ataques contra ellos y sus familias

El ministro de Justicia hizo un llamado a los elementos de seguridad a no desfallecer y seguir combatiendo a las estructuras criminales que quieren obtener beneficios para sus cabecillas a base de sangre y muerte.

Mujeres policias
Diputados temen baja en la moral de policías y militares por ataques contra ellos y sus familias

Diputados de la Asamblea Legislativa se mostraron preocupados por el estado de ánimo de los elementos de seguridad debido a la ola de violencia contra de ellos y sus familiares.

En tanto, el gabinete del ramo pidió a las fuerzas de seguridad pública no bajar la guardia y seguir combatiendo a las estructuras criminales.

Los legisladores que conforman la comisión de Seguridad cuestionaron la forma en la que ha reaccionado el Ministerio de Justicia y Seguridad que, a juicio de ellos, tiene en desamparo a las familias de los elementos de la corporación y el Ejército.

Ante esto, el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, respondió con un mensaje de motivación para los encargados de dar seguridad a la población, recordando que el problema es complejo, tanto como la solución.

Norman Quijano, de ARENA, recordó que, en lo que va del año, “hay 15 policías asesinados, más ocho miembros del Ejército y estamos lejos de cantar victoria. Hay un sangramiento espantoso en nuestra sociedad”, dijo.

A criterio del exalcalde de San Salvador, “hay que tener policías capacitados psicologicamente ante esta situación. Es muy triste arriesgar la vida propia y de la familia por un salario muy modesto”, contrastó.

En tanto, el presidente de la comisión de Seguridad, Antonio Almendáriz, consideró que es el momento para ayudar a las familias de agentes caídos en el cumplimiento del deber. “He oído aquí mucho de levantar la moral de los agentes, pero dejemos las palabras y pasemos a los hechos”, invitó el pecenista.

“Es triste ver que a los familiares de héroes caídos se les den grandes placas, pero esas placas no sirven, se les guarda un minuto de silencio a los héroes, pero sus familias tienen años en silencio, sin comer”, agregó.

Por su parte, Juan Pablo Herrera, de GANA, considera que esta situación no se ve solo a la luz de los hechos surgidos el fin de semana recién pasado: “Es una realidad que estamos viviendo desde hace mucho tiempo y por la que se tiene que hacer algo más que una simple prevención”, exhortó.

“No puede ser que hayan pandilleros disfrutando en fiestas en la playa y los agentes desamparados, exponiendo su vida y sin que los legisladores hagamos algo”, recriminó Herrera quien a su juicio “los agentes tienen la moral por el suelo”.

En respuesta, Ramírez Landaverde insistió en que la ola de ataques busca: “Ejercer presión en la opinión pública y buscar una negociación con los tomadores de decisión para obtener beneficios”, algo que consideró no pasará.

A propósito, el ministro anunció la captura de al menos 135 sospechosos entre los que se encuentran cabecillas de pandillas, logrando una mejora: “Que esperamos consolidar para evitar que se dé una situación similar en un futuro”.

El ministro hizo un llamado a los cuerpos de seguridad del país: “Debemos tener unidad en momentos difíciles, como ya lo hemos tenido en momentos anteriores. Es una amenaza contra todo el país”, finalizó.

Comentarios