• Diario Digital | martes, 06 de diciembre de 2022
  • Actualizado 08:40

Política - Elecciones 2019

Gerson Martínez, la precandidatura “cantada” del FMLN que le cierra la puerta a otros aspirantes

Otros efemelenistas como Óscar Ortiz y Hugo Martínez habían sonado como posibles aspirantes presidenciales para 2019.

Gerson Martínez en nombramiento
Gerson Martínez minutos antes que recibiera la "bendición" efemelenista para ser el precandidato de la cúpula. Foto: Twitter del FMLN
Gerson Martínez, la precandidatura “cantada” del FMLN que le cierra la puerta a otros aspirantes

"Hemos elegido para que sea nuestro precandidato en las primarias al compañero Gerson Martínez". Las palabras pronunciadas este sábado en un evento público por secretario general del FMLN, Medardo González no sorprenden ni son novedad para quien sigue la pista del quehacer político en El Salvador. En buen salvadoreño, el mensaje era un "anuncio cantado".

El respaldo público hecho ayer viene a cerrar con doble llave cualquier aspiración de otro militante para convertirse en candidato presidencial del FMLN en febrero de 2019.

"Hemos llegado a la conclusión que el compañero que nos puede representar de mejor manera, que tiene la capacidad para poder ganar y triunfar en las elecciones y tiene la capacidad como todo un estadista para dirigir las riendas del Estado, y es un hombre comprometido con el país y con la causa y al que hemos elegido para que sea nuestro precandidato en las primarias, es el compañero Gerson Martínez", expresó González frente a un auditorio conformado por miembros de una asociación de campesinos.

El nombramiento, casi a dedo, es un duro revés para hombres como Óscar Ortiz y Hugo Martínez, que en algún momento fueron considerados como cartas para tomar el relevo de Salvador Sánchez Cerén. Y aunque la dirigencia no ha dicho que no habrá más candidatos, cualquiera que lo haga sabe que tendrá en contra a los principales cuadros partidarios.

El secretario aseguró que la decisión se dio "después de meses de estudios y análisis", lo cierto es que la cúpula del FMLN venía construyendo desde hace rato la precandidatura de Martínez, incluso desde antes de su renuncia como ministro. No es difícil recordar cuando en la inauguración de un monumento en el bulevar Monseñor Romero, Martínez tuvo más protagonismo que el mismo Sánchez Cerén, o la prisa que tuvo el ahora precandidato para inaugurar -incluso sin terminar- la plaza del Principito, o más recientemente su aparición en un spot propagandístico con ocasión de Navidad.

Uno de los mejor evaluados

Manuel Orlando Quinteros, como es el nombre de nacimiento de Gerson Martínez, es un cuadro histórico del FMLN. Su militancia en movimientos estudiantiles comenzó allá por 1972 y fue fortaleciéndose mediante su involucramiento en diferentes instancias de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), una de las organizaciones que dieron vida al movimiento guerrillero FMLN.

Como ministro, desde la época de Mauricio Funes, Martínez ha sido uno de los funcionarios mejor evaluados del Gobierno. Él mismo ha destacado de su gestión la transparencia y apertura para desarrollar diversas obras de infraestructura no solo en el Gran San Salvador, sino también en el interior del país.

Sin embargo, sus detractores achacan que muchas de las obras viales construidas no han servido para descongestionar el tráfico vehicular, y ponen como ejemplo los pasos a desnivel de Naciones Unidas y Masferrer.

Producto de su trabajo como ministro, Martínez ha sido un constante en las encuestas entre los efemelenistas mejor evaluados junto al vicepresidente Óscar Ortiz.

El ahora precandidato no es nuevo en la aventura que está emprendiendo, fue él quien coordinó la elaboración del Plan de Gobierno de Sánchez Cerén, por lo que tiene conocimiento de las líneas generales por las que el FMLN pretende llevar al país según su oferta electoral.

Con su nombramiento, Gerson Martínez comienza una nueva etapa política, la misma que dejó entrever en octubre cuando renunció como ministro y donde anunció que pronto definiría su futuro político.

Comentarios