• Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:59

Política - Entrevista

Norman Quijano: “No creo que yo esté opacando a Muyshondt, quisiera proyectarle parte de mi capital político”

Desde una nueva trinchera, el exalcalde intentará recuperar la alcaldía de San Salvador, poniendo todos sus esfuerzos para capitalizar su potencial político en Ernesto Muyshondt quien es el ungido del partido tricolor para arrebatarle la comuna al FMLN.

norman 1
Norman Quijano: “No creo que yo esté opacando a Muyshondt, quisiera proyectarle parte de mi capital político”

En ARENA, calientan los motores para buscar recuperar el bastión de la capital. El ungido para esta misión es Ernesto Muyshondt; sin embargo, el estratega detrás de él será Norman Quijano, el último alcalde que tuvo ARENA en la comuna.

El actual diputado por San Salvador –el más votado del departamento- buscará capitalizar su liderazgo, su fuerza territorial y su capital político para que Muyshondt llegue a la comuna. 

La tarea no es sencilla, pero sabe que tendrá nuevamente la oportunidad de manejar –aunque tras bambalinas- la silla edilicia.

A Quijano, le da nostalgia hablar de sus seis años como alcalde y sabe que su ayuda puede ser fundamental y vital para que ARENA se posicione frente a un FMLN, que está a punto de perder a su carta fuerte, pues Nayib Bukele se encuentra con un pie afuera del partido.

Quijano habla sobre su estrategia, su papel como jefe de campaña de Muyshondt, sus aspiraciones y cómo ve la actual administración.

Doctor, ahora ya se ha hecho oficial que usted liderará la campaña del candidato a alcalde Muyshondt, ¿cuál será la estrategia?

El contacto permanente con el ciudadano en su lugar de habitación, en su lugar de trabajo, en su lugar de tránsito, donde lo podamos abordar, que es algo que se ha perdido en la actual administración. Eso para nosotros es fundamental. Conocer de cerca la queja, el malestar del ciudadano por el abandono en que está el desarrollo comunitario, por la autoridad municipal ausente, ni tan siquiera lo conocen en muchísimas comunidades. Estará centrada nuestra estrategia en devolverle –diría yo- la función fundamental que debe tener un gobierno local, su cercanía con la gente.

Usted tiene una gran experiencia en el territorio y eso, en definitiva, va a ayudar a Muyshondt, ¿cree que él no ha sido tan cercano a la población?

Neto ya tiene buen rato de estar recorriendo y en algunas ocasiones lo hemos podido acompañar. Él está haciendo un enorme esfuerzo físico y un enorme esfuerzo en tiempo. Escuchar al ciudadano toma tiempo, pero vale la pena. Y estamos en función de devolverle el sentido a esa instancia. No debe ser solamente retórico decir que el alcalde es la instancia jurídica más cercana al ciudadano, hay que hacerla realidad todos los días. Yo lo hice realidad todos los días. Yo los sábados y domingos hacia intervenciones distritales. Lo que queremos es devolver la institución que pusimos al servicio de la gente y ahora está al servicio del egocentrismo de un funcionario.

¿Quién le propuso a usted ser el jefe de la campaña?

Neto (Ernesto Muyshondt).

¿Y usted qué le dijo?
Le dije que era un honor y que al mismo tiempo era un gran compromiso, que había que crear varios equipos, los que manejan la parte territorial, el equipo de campaña, el equipo de la campaña aérea, la parte mediática, la estrategia de campaña, que había que hacer un descomunal esfuerzo para poder vender un proyecto que la gente se sintiera contenta y cautivada. En eso estamos, en el trabajo, es decir, ahorita estamos en una preparación porque no es momento de campaña, pero sí es momento de auscultar qué es lo que está sintiendo el ciudadano.

Es estratégico ponerlo al frente a usted de este plan de recuperar la alcaldía, su imagen sigue siendo muy buena, ha sido el más votado dentro de su partido ¿buscan capitalizar su arrastre político para Muyshondt?

Yo te lo digo con mucha humildad, si algún capital político tengo, primero está en función de mi país, segundo en función de mi partido y los candidatos que proponga mi partido. Neto (Muyshondt) es el candidato a alcalde de San Salvador, es un colega, es un correligionario y yo siento un compromiso de aportar lo que yo puedo aportar. Obviamente, no puedo ignorar que se gana experiencia cuando uno ha sido alcalde de la capital por seis años y ese capital y esa experiencia será un gusto y un honor para mí ponerlo al servicio del partido y de Neto.

norman 2

¿Qué opina de los que piensan que una figura como usted podría opacar a Muyshondt?

Lo cierto es que yo fui alcalde de la ciudad y yo creo que los capitalinos tienen un buen recuerdo de mi administración. Cuando yo hago un refrescamiento de lo que nosotros hicimos en la alcaldía es por todo muy superior a lo que ha hecho la actual administración. No hay ni comparación. Entonces, claro eso es un buen recuerdo que hemos dejado. Yo no diría que yo opaco a Neto, por el contrario, quisiera proyectarle a él parte de mi capital político, que el fortaleciera su imagen con un plan de trabajo que incluyera muchas de las cosas que la ciudanía hoy extraña. Entonces, no creo que lo esté opacando, al contrario le quiero proyectar una mejor visión de la ciudad.

En algún momento, ¿no siente el impulso de tomar las riendas, de decir cómo usted quisiera que se hicieran las cosas desde su experiencia como exalcalde?

Yo tengo que entender que el candidato es él y quien tiene que figurar tiene que ser él. Yo estoy acompañando. Él es el candidato y les he pedido a los restantes candidatos del departamento que lo acompañemos. Se va a hacer lo que Neto (Muyshondt) disponga. El candidato siempre tiene el poder de decisión de las cosas, y nuestro deber será acompañarlo, aconsejarlo. Si hay que orientar, orientar; si hay que corregir, corregir. Saber cuándo se están haciendo las cosas en forma no adecuada. Eso cuesta porque el perfil de un diputado es muy diferente al perfil de alcalde.

¿Cuál es la diferencia?
Cuando yo inicié mi candidatura para alcalde de San Salvador tuve que hacer un esfuerzo, una metamorfosis, porque venía de ser un diputado. Decían: “ese diputado confronta mucho” y tuve que hacer un enorme esfuerzo para que me vieran más concertador, más dialogante. Ahora, le toca a Neto. El rol de diputado es tan diferente al de acalde. El alcalde pasa haciendo obras y como diputado te lleva a confrontar ideas y en eso entrás de inmediato a la polarización. Para mantener niveles altos de aceptación y de capital político, estando aquí, cuesta más porque la alcaldía es una herramienta importante para proyectarte.

¿Cómo se repartirá Norman Quijano entre dos campañas, la suya como diputado y la del alcalde?
Esa es una pregunta que incluso mi equipo de campaña me dice, porque tengo que andar en los 19 municipios. Entonces, estoy redoblando esfuerzos y les he dicho que por lo menos dos días a la semana hagan un esfuerzo de programarme visitas aquí en la ciudad de San Salvador para acompañar a Neto (Muyshondt). 

¿Quiénes más trabajarán de la mano con usted para conseguir recuperar la alcaldía?

Se han comprometido a trabajar en plan de gobierno Edwin Zamora y Carolina Ramírez, pero nosotros también estamos con la mejor disponibilidad para aportar. Tenemos nuestros planes de Gobierno, el primero era orden limpieza y seguridad, que nosotros pusimos de moda. Ahora, todos han retomado eso. En el segundo periodo, introdujimos el concepto de la modernización, de la alcaldía.

¿La idea sería recuperar o dar seguimiento a lo que usted hizo? 

Neto (Muyshondt) está bien consiente de lo que estamos hablando, incluso cuando me vino a buscar cuando me pidió que le apoyara hablamos de todas estas cosas. El que gana la alcaldía es el que logra cautivar a los ciudadanos, quien logra vender y logra los niveles de credibilidad de lo que está ofreciendo, porque cuando viene un alcalde y dice que va a gastar $100 millones en el centro histórico, primero pregúntate de dónde los va a sacar y segundo qué es lo que va a hacer con un costo tan alto de $100 millones, por ejemplo.

¿Qué opina de esas obras en algunas plazas que usted ya había remozado?
Ahora, todos están hablando de lo sucedido con la síndica Xochitl (Marchelli), que si le dijo bruja, que si le tiró la manzana, que si es misógino y en eso nos tienen embelesados con ese temita, pero el fondo es por qué se originó la discusión. A la empresa que está remozando, para poner un ejemplo, La Plaza Libertad, ya le dieron $1.2 millones y el avance es muy poco, hablan del 26% y él (Nayib) estaba pidiendo más y la síndico le dijo al acalde que no había querido iniciar el proceso sancionatorio y ya es un año que lleva la plaza cerrada. Eso demuestra un enorme desprecio para los cientos o quizá miles de comerciantes, llámese formales o informales.

¿Cree que es excesivo?
Te doy un ejemplo, nosotros antes de dejar la comuna remozamos en menos de dos meses la plaza Morazán y nos costó $138,000 y quedó preciosa. ¿Qué es lo que le van a poner a la Plaza Libertad que va a costar $4 millones? Solo para que te formés una idea, la remoción total del Salvador del Mundo, con cemento hidráulico, nos costó $450,000 y eran una plaza que estaba totalmente destruida.

¿Qué cree que está pasando?
Yo invito a la presidenta de la Corte de Cuentas que por ley puede hacer una auditoria de gestión. Yo no estoy acusando a nadie, pero que haga una auditoria de gestión, no solamente financiera y que audite por qué está costando tanto, pero que el ciudadano juzgue porque cuando cerras el centro histórico porque se te ocurre, por tu aspiración de remodelar simultáneamente tres plazas... Y ahora que los comerciantes estén entre grandes cúmulos de tierra, de lodo eso es lo que menos le interesa al alcalde, esa gente que con gran sacrificio se mantuvo en el centro histórico, manteniendo sus establecimientos soportando renta, soportando comercio informal y ahora soportando el egocentrismo de una persona que solo piensa en él y se olvidó que ese centro de la ciudad nos pertenece a todos.

¿Van a pedir ustedes el estado de las finanzas de la alcaldía?
Por supuesto, yo creo que para presentar un plan de gobierno real y no demagogo es importante conocer la realidad financiera de la alcaldía que a luces vemos que está crítica. Por darte un ejemplo, al CAM solo le dan un uniforme y un par de botas para todo el año. Ayer estuvieron dos miembros aquí del CAM lamentándolo.

¿Van a solicitar información o ya la tienen?
Ya se han pedido algunas cosas, lo que pasa es que no hay respuesta. Se ha pedido información de los viajes del alcalde, no los da. Hablaban de más de 29 o 30 viajes, por eso es que Neto dijo que el acalde había visitado más países que comunidades. Quieren saber cuánto ha dispuesto en viáticos y cuánto ha gastado de viáticos desde que empezó como alcalde. Hay que indagar a quién le vendió la camioneta y a qué precio. Tambié,  se necesitan los estados financieros. ¿No sé si ya los pidieron? Sí, le dije a Neto que había que pedirlo, que había que solicitar en qué se van a gastar $100 millones en el centro histórico.

¿Cómo ve el problema que tiene Nayib Bukele con su partido? ¿Cree que eso le favorece a ARENA?

Desde ese punto de vista, a nosotros nos tiene sin cuidado. Nosotros no estamos esperando que los troles, que el tribunal de ética. Nosotros estamos en función de nuestro trabajo, de nuestra planificación, de nuestro esfuerzo y no estamos a la espera de vernos favorecidos con la temática que tenga el señor alcalde o su partido o con diferentes instancias. Nosotros a eso no le prestamos atención. Estamos enfocados en nuestro trabajo y convencidos que cada vez estamos más cerca de la alcaldía de San Salvador, otra vez.

Comentarios