• Diario Digital | Jueves, 20 de Junio de 2019
  • Actualizado 01:29

Política - EN RADIO

Norman Quijano: Salían 6,000 botellas de agua de la bodega cuando había sesión plenaria y solo somos 84 diputados

Quijano ha denunciado que en la institución opera una especie de “mafia” que se ha encargado de sabotear el pleno legislativo. Lo último que hicieron fue averiar los aires acondicionados de la institución para que se incurriera en otros gastos mayores.

Norman Quijano: Salían 6,000 botellas de agua de la bodega cuando había sesión plenaria y solo somos 84 diputados

El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que se han hecho avances importantes en el tema de austeridad en comparación de gestiones anteriores, dijo que se había llegado a puntos insostenibles y ejemplificó que antes en cada sesión plenaria se sacaban 6,000 botellas de agua para institución donde hay 84 diputados.

Quijano aseguró que en los primeros días de su gestión llegaron muchos pedidos de compra de botellas de agua que había que atender y eso que cada unidad administrativa de la institución tiene su propio garrafón para los empleados.

“Resulta que salían de la bodega de suministros 6,000 botellas de agua cada vez que había sesión en el plenaria, somos 84 diputados, pónganle 80 personas, más los técnicos, administradores, asesores, pongan 200, entonces 200 botellitas, a razón de que cada una se tomara una botella y eso que hay quienes no la consumen… pero salían 6,000 para la sesión, eso lo corregimos”, dijo el legislador en el programa radial de Pencho y Aída.

Si se hacen números, con las 200 personas que dijo Quijano, cada uno debió consumir 30 botellas de agua en el transcurso de la sesión plenaria. Si solo se toma en cuenta a los diputados para el consumo, ellos debían tomarse 71 botellas con agua.

Así como esa situación de mal uso de los fondos aseguró que se detectaron otras como que se le pagaba horas extras a nueve motoristas mientras el pleno estaba sesionando, pero cuando se presentaba alguna cuestión por la que se debía utilizar el transporte, solo dos vehículos estaban disponibles.

“Quedaban nueve motoristas de turno cuando había plenario y todos ganando horas extras, pregunté por qué nueve y por los vehículos que estaban de turno y me dijeron que solo dos, entonces dejábamos dos vehículos de turno para nueve motoristas y todos ganando horas extras. Eso despertó una crítica a este servidor”, agregó el presidente.

Otra situación se dio cuanto pensaron en comprar algunas sillas para las comisiones, ya que algunas de ellas están desgastadas y les llegaron ofertas con sillas en $300, por lo que mejor decidieron detener la compra.

Quijano ha denunciado que en la institución opera una especie de “mafia” que se ha encargado de sabotear el pleno legislativo. Lo último que hicieron fue averiar los aires acondicionados de la institución para que se incurriera en otros gastos mayores.

Por esta cuestión, Quijano acudió a declarar a la Fiscalía General de la República (FGR) que está llevando una investigación sobre el caso.

Comentarios