• Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:48

Política - ha sido cuestionado

Viceministerio de Inversión, el nuevo blindaje del “comandante” Ramiro Vásquez

El presidente de la República creó, en medio de una crisis fiscal, un Viceministerio hecho a la medida del “hombre fuerte” del partido: José Luis Merino.

José Luis Merino en nombramiento de nuevo viceministerio
José Luis Merino en nombramiento de nuevo viceministerio/ foto Casa Presidencial.
Viceministerio de Inversión, el nuevo blindaje del “comandante” Ramiro Vásquez

José Luis Merino, conocido durante la guerra como “comandante Ramiro Vásquez”, en las filas del FMLN, terminará su periodo como diputado del Parlacen a finales de este mes, pero no se quedará sin trabajo: el presidente de la República le confeccionó un Viceministerio a la medida, para que continúe dentro de la burocracia maniobrando para el segundo gobierno de izquierda.

Merino fue juramentado esta semana como viceministro de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo, dependencia del ministerio de Relaciones Exteriores.

Su jefe, el canciller Hugo Martínez, defendió la nueva estructura burocrática y manifestó tener confianza en el papel que desempeñará dentro de la institución, a la vez que expresó que el salario saldrá de una reclasificación de plazas.

Pero Merino no es cualquier empleado de gobierno que se queda sin trabajo, ha sido señalado como “el hombre” detrás del FMLN, desde la muerte del máximo líder de la izquierda, Shafik Jorge Handal, y su labor al frente del proyecto Alba, donde fluye cualquier cantidad de dinero, no ha sido del todo transparente.

El nombramiento al frente de la nueva dependencia ha sido motivo de cuestionamiento por diversos políticos que consideran que el presidente no ha hecho otra cosa sino “blindarlo” ante posibles consecuencias de una investigación por tráfico de armas y drogas, que se le sigue en la Fiscalía General de la República, y en los Estados Unidos, desde 2014.

“A Merino, el FMLN tiene el deber de protegerlo a toda costa, es el comandante político militar de más alto rango del partido comunista”, según Kirio Waldo Salgado, quien señaló que a pocos días de terminar su periodo como diputado al Parlamento Centroamericano “Merino se siente acorralado y desesperado porque su nombramiento que le daba la coraza o blindaje se le acaba, y de ahí la prisa del presidente Cerén de nombrarlo en un cargo inexistente”, remarcó.

Según la ley, Merino gozará de fuero, lo que lo protegerá mientras esté en el cargo.

El papel de Marco Rubio en el Congreso

El senador de los Estados Unidos, Marco Rubio, persigue a Merino como un sabueso a su presa, y no ha dejado de llamarle “narcotraficante”, “lavador” y “contrabandista”, entre otros epítetos.

“Este tipo es uno de primera clase, un lavador de dinero de clase mundial, contrabandistas de las FARC, así como los funcionarios venezolanos corruptos ¿por qué no se sanciona este tipo?”, preguntó Rubio ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

El FMLN por su parte, lo ha defendido de las acusaciones cuestionando a Rubio como “un gusano” de Miami, por sus orígenes cubanos y por su agresiva agenda en contra de la izquierda latinoamericana. Pero el FMLN no se permite tomar los señalamientos tan a la ligera: hace unos días envió a una delegación a Washington para intermediar por Merino y calmar las aguas; sin embargo, apenas fueron escuchados y regresaron sin muchas expectativas.

Los señalamientos de Rubio hicieron eco en El Salvador, donde la fiscalía inició una investigación durante el periodo de Luis Martínez, y que ha sido retomada por Douglas Meléndez.

“Tampoco es indestructible”

Otros analistas, como Juan José Martel, creen más bien que el cargo en el cual acaba de ser nombrado no lo protege, pues existen mecanismos establecidos en la ley para desaforar a los funcionarios que son perseguidos por la justicia.

De igual forma, Martel señala que el Viceministerio de Inversión vendría a ser una redundancia de la labor que hace el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz; el presidente de Proesa, Sigfrido Reyes; y el ministro de Economía, Tharsis Salomón, que son los que buscan inversión extranjera y la aprobación de créditos.

Martel puso en duda además la idoneidad en el cargo, pues la empresa Alba es cuestionada por enviar a paraísos off shore varios millones. “Se está promoviendo (a Merino) para que traiga capitales y él es señalado de repatriar capitales, eso no cuadra, por eso doy veracidad a la versión de que se le está otorgando un blindaje”, señaló.

Durante juramentación José Luis Merino

Comentarios