• Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:46

Política

Sánchez Cerén durante acto conmemorativo de 90 años de Fidel: "Cuba es la confirmación de que un mundo mejor es posible"

La Embajada de Cuba de El Salvador celebra este viernes 90 años de vida del líder de la revolución cubana, Fidel Castro

Presidente en Cuba
Presidente Sánchez Cerén y su esposa Margarita fueron recibidos por diplomáticos cubanos en El Salvador. Fotografía Presidencia de la República de El Salvador
Sánchez Cerén durante acto conmemorativo de 90 años de Fidel: "Cuba es la confirmación de que un mundo mejor es posible"

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, visitó esta tarde la embajada de Cuba en el país, para unirse a las celebraciones del 90 cumpleaños del líder de la revolución cubana Fidel Castro.

En su discurso, Sánchez Cerén destacó la amistad entre el pueblo cubano y salvadoreño y manifestó que "Cuba es la confirmación de que un mundo mejor es posible".

Una de las primeras prohibiciones que impuso Fidel en la isla apenas triunfó la revolución fue la de no erigir ni estatuas ni calles con su nombre. Pero al cumplir 90 años, Fidel Castro, ya jubilado del poder desde hace una década, es el ícono de la Cuba rebelde.

Solo el otro ícono de la gesta revolucionaria, Ernesto "Che" Guevara, ejecutado hace 48 años en Bolivia, compite con la imagen del comandante.

Retirado hace 10 años, Fidel Castro es prácticamente inaccesible. Apenas recibe esporádicas visitas de personalidades en su casa de La Habana - que muy pocos podrían ubicar -, y todavía más escasas son sus apariciones públicas o las fotos recientes de él. Incluso son cada vez más esporádicas sus Reflexiones.

Un presente discreto que contrasta con las cinco décadas en que estuvo al frente de la isla socialista, ejerciendo un liderazgo omnipresente antes de que cayera enfermo y cediera el poder a su hermano Raúl. 

Generaciones de cubanos crecieron con la imagen y presencia cercana y cotidiana de Fidel, el mismo que predicó su rechazo al "culto a la personalidad".

"Soy hostil a todo lo que pueda parecer un culto a la persona (...) y no hay una sola escuela, fábrica, hospital o edificio que lleve mi nombre. Ni hay estatuas, ni prácticamente retratos míos", dijo Castro al periodista francés Ignacio Ramonet en un libro de conversaciones publicado en 2006.

Castro delegó el poder en su hermano Raúl el 31 de julio de 2006. Desde su jubilación, "el comandante" está en todos lados. 

Incluso en las semanas previas a su aniversario 90, los medios tradicionales de la isla, bajo poder del Estado, alientan la campaña "Fidel entre nosotros", una muestra de artículos, fotos, documentales y entrevistas relacionadas con el exmandatario. 

El cumpleaños dio hasta para que una universidad de la provincia de Santa Clara anunciara el 17 de julio el lanzamiento de una aplicación bajo el mismo lema con datos biográficos, frases y anécdotas, pese al restringido acceso al internet en la isla.


Comentarios