• Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 02:02

Política - ENTREVISTA

Walter Araujo: En ARENA hay una crisis grave por los financistas que quieren el control y en el FMLN no quieren soltar la chequera

En esta entrevista, Araujo valora los hechos que se han suscitado tras los resultados electorales del pasado 3 de febrero que dejan por fuera de la Presidencia a los dos partidos que han dominado los últimos 30 años la política salvadoreña.

Walter Araujo: En ARENA hay una crisis grave por los financistas que quieren el control y en el FMLN no quieren soltar la chequera

Walter Araujo en los últimos meses ha sido un férreo defensor de Nayib Bukele y sus políticas, sin embargo, las raíces de este veterano político iniciaron en ARENA, donde incluso fue presidente del Coena, y por eso conoce muy bien las entrañas de este instituto político que ahora se convierte en el principal partido de oposición.

El analista político y exmagitrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene una visión clara de lo que está pasando en el tricolor, pero no solo eso también evidencia la crisis en el FMLN, que ha sufrido su derrota electoral más significativa al perder más de un millón de votos. 

En esta entrevista con El Salvador Times, Araujo valora los hechos que se han suscitado tras los resultados electorales del pasado 3 de febrero que dejan por fuera de la Presidencia a los dos partidos que han dominado los últimos 30 años la política salvadoreña.

A su criterio, en el partido ARENA hay una crisis grave por el control del partido y los dos que se perfilan para liderarlos son Ernesto Muyshondt o Javier Simán, mientras que en el FMLN, la cúpula no quiere perder el control de la "chequera" del partido. Sin embargo, sostiene ambos están obligados a renovarse o quedarán a la saga. 

¿Cuál cree que fue el principal error del partido ARENA?

El error fundamental que yo considero es decencia política. El haber puestos a Carlos Calleja, el hijo de un financista de ARENA, uno de los representantes que manda en el partido, cuando la población a ellos que culpa de todos los males de los 20 años y lo que continuó después del FMLN, de un economía excluyente, ni distributiva.

Pero Calleja no había estado involucrado en la política…

Sí, Carlos Calleja era un rostro que no habíamos visto pero ¿quién es el papá de Carlos Calleja? Paco Calleja, financista de la campaña de Tony Saca, de Paco Flores, Calderón Sol y financista de la campaña de Alfredo Cristiani. Es la argolla dorada. El hijo de Paco Calleja no debió haber sido nunca el candidato. La decencia es el error fundamental. En segundo punto, es haber creído que la estructura de ARENA era lo suficientemente grande como para poder aspirar a ganar la presidencia cuando ha quedado demostrado que estructuralmente ARENA tiene un gran problema de fondo, que va ya en las vías en las que llegó el FMLN. Tercero, fue una campaña política ineficiente, errónea y que no leyó la realidad de la tecnología y la realidad del terreno. Carlos Calleja representó para la población lo mismo de siempre, porque era en esencia lo mismo de siempre. No era ningún “outsider”, creo que los tiempos de ARENA estaban para un Paco Flores de ahora. Una persona que no estaba vinculada estructuralmente a ARENA hubiese sido un mejor candidato y no el hijo de uno de los dueños de ARENA, la población nunca compró el mensaje de renovación porque no existía.

¿Qué tan grave es la crisis en ARENA?

Mucho, de hecho es profunda. Lo leemos de la misma declaración del Coena, lo que dijeron fue un mensaje. Interiano no quería que Neto Muyshondt fuera el presidente del Coena. ¿Había que decirlo si había voluntad política de renovación? No había que decirlo, lo que había era un mensaje por la pugna de control del partido.

¿Quiénes están pugnando por el control del partido?

Los mismos de siempre, ellos: Muyshondt o Javier Simán. Ese es el conflicto en ARENA, no hay novedad, ni renovación. Lo que representa es el asalto del poder, es ahí donde se debe hacer el análisis uno. Entre uno de ellos queda. El grupo de Neto Muyshondt, que fueron los que impulsaron la candidatura de Carlos Calleja. Es más alejado Simán de eso, pero ¿qué representa Javier Simán? Representa otro grupo dirigencial , otro grupo de financistas. ¿Están buscando renovación?, no. Es lo mismo, la continuidad de una política excluyente, de dirigencias económicas sobre la visión de país. ARENA no ha entendido en lo más mínimo.  

¿Y el error del FMLN?

Creo que haberle dado continuación a los programas neoliberales de ARENA. El FMLN estaba llamado a cambiar el rumbo del país, estaba llamado a la alternancia que se había conquistado luego de los Acuerdos de Paz, de 20 años de ARENA, estaba llamado a cumplir las expectativas de darle un giro a lo que ya no querían. ¿Qué es lo que tuvimos? Más de lo mismo en 10 años. Los gobiernos del Frente dejaron el mismo sistema tributario, el mismo sistema excluyente, el mismo sistema de pensiones que incluso lo profundizaron en contra del trabajador, quitándole más fondos. El FMLN no cambió nada. Segundo, su escasa renovación partidaria, el agotamiento de un liderazgo que viene desde hace 30 años y no ha tenido en absoluta renovación, Hugo Martínez es parte de esa cúpula, que sea más joven no quiere decir que sea nuevo, no es Medardo González pero anduvo con Medardo González. Estuvo nueve años de ministro de Relaciones Exteriores y no cambió nada. El mensaje de no renovación tenía rostro y Hugo Martínez era rostro de continuidad de la dirigencia. A diferencia de ARENA, que cambió el rostro, Hugo Martínez ha sido ministro nueve años. El mismo análisis de redes sociales, no saben manejar, hicieron publicidad, se reunían con sus 370,000 votantes, tuvieron contacto con los que fueron a votar, pero dejaron a los sectores más amplios que querían un cambio. La causa del Frente es no renovación, continuidad de las políticas y el mismo error de la lectura de la forma de comunicación.

La dirigencia del Frente también anunció que iba a adelantar las elecciones. ¿Habrá voluntad?

Lo que el FMLN está haciendo es prolongando el mandato de su cúpula histórica.  No hay síntomas de renovación, de que su cúpula quiera dejar el control del partido y del poder. Hay intereses económicos, el 30% de lo que le descuentan a cada empleado público de un gran aparato gubernamental son millones y millones de dólares. Están peleándose la chequera, el control.

Por otro lado, si hablamos de los partidos que acompañaron la coalición, estos casi no aportaron votos. Individualmente el PCN aportó 21,000. ¿Qué podría suceder con ellos?

Es una campanada de que están en vías de extinción. Sacar 20,000 votos en una elección presidencial, después de ir de aliado con un partido y que sacó menos votos en las elecciones pasadas es un síntoma de una enfermedad casi terminal. El PDC, sin temor a equivocarme, si no da un viraje, va a desparecer en la próxima. El PCN está arañando porque necesita 50,000 para no desaparecer. El PDC no estaría consiguiendo ningún diputado, el PCN arañando podría conseguir un diputado teniendo en cuenta que todos voten en un mismo lugar, pero si se esparcen en todo el país se podía quedar sin diputados. El DS es inexistente, una membresía de cascarón. Creo que el pueblo les pasó la factura, son partidos históricos pero ya no tienen representatividad.

¿Cuál cree que es el futuro de los partidos luego de las elecciones?

El pueblo habló, está cansado del pasado. El mensaje a los partidos fue: hagan política buena, sana y para la gente, renueve su ideario político, y en su actividad, no es renovación de rostros, sino de esencia, de filosofía. Por otro lado, si obstaculizan a un gobierno que el pueblo eligió, el pueblo mismo los va a extinguir en el 2021. Deben ponerse en función con sus diputados, de hacer cosas por la gente. Ya hay algunos casos como el de la diputada Milena Mayorga, Felissa Cristales, Karla Hernández, Arturo Magaña que lo que están diciendo es que van a apoyan al gobierno en todo lo que favorezca a la población, si no lo hacen les va a pasar el tractor de la historia.

Comentarios