• Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 09:37

Política - Elecciones 2019

Yeymi Muñoz, el rostro joven del FMLN que coquetea con la Vicepresidencia

Yeymi Muñoz ha tomado un sospechoso protagonismo público en los últimos días, lo que hace pensar que el FMLN la podría potenciar para las presidenciales. Ella respondió ayer: "Será el partido el que decida".

Yeymi Muñoz
Yeymi Muñoz, el rostro joven del FMLN que coquetea con la Vicepresidencia

En el FMLN, las filas parecen irse cerrando alrededor de dos figuras para conformar la dupla que busque un tercer periodo presidencial consecutivo, aunque los dos protagonistas son huraños con el tema y prefieren dejar todo "en manos del partido".

Primero fue Gerson Martínez, quien fue forjando lo que parece ser ya una precandidatura a la Presidencia. El partido lo empujó poniéndolo en vitrina durante varios eventos públicos hasta que finalmente Medardo González aceptó que el exministro es el "ungido" por la cúpula oficialista para correr por la elección.

Ahora, la duda que se va despejando es sobre el aspirante a la Vicepresidencia. La pista más clara que ha dado Medardo González sobre este punto es que "será una fórmula mixta", es decir que la elegida será una mujer.

En los últimos días, y como lo dijera El Salvador Times hace más de una semana, ha comenzado a sonar el nombre de la eventual fórmula presidencial de Martínez, se trata de Yeymi Muñoz, la actual directora del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve).

Muñoz, sin embargo, prefiere no ventilar en público lo que parece ser una decisión tomada en la cúpula del partido rojo.

"Yo soy una militante del partido, será el partido el que decida (mi futuro político). Yo estaré donde el partido lo decida", dijo ayer en un evento al que fue invitada. La funcionaria no negó que existan acercamientos para hacerle una propuesta ni tampoco que no le interese una postulación.

Las "señales" que la ponen en la lista de aspirantes

Yeymi Muñoz

En el FMLN, hay muchas cosas que se conocen mediante "señales". Así pasó con la candidatura de Jackeline Rivera y la virtual precandidatura de Gerson Martínez.

Pero, ¿cuáles son las señales que apuntan a Muñoz como complemento de una fórmula presidencial?

Yeymi Elizabeth Muñoz Morán es una abogada con 20 años de militancia en el FMLN, que comenzó desde la Juventud del partido en el departamento de Ahuachapán, de donde es originaria.

Entre 2009 y 2014 fue diputada suplente, pero sus apariciones públicas comenzaron a darse desde junio de 2014, cuando llegó al Ejecutivo Salvador Sánchez Cerén y ella fue nombrada directora del Injuve. En el FMLN es usual que los partidarios tengan que "sudar la camiseta" para optar a algún cargo, y en ese sentido, Muñoz cumple el perfil de "venir desde abajo".

En los últimos meses, sus apariciones públicas son cada vez más recurrentes en actos públicos y partidarios, incluso en aquellos donde su presencia no es necesariamente obligatoria, como en la presentación de la plataforma municipal de Jackeline Rivera o la inauguración de la ampliación de la carretera al Puerto de La Libertad.

Pero además, Muñoz representa un rostro de renovación en un partido duramente cuestionado porque sus cuadros de mando son los mismos desde los años 70. Si a eso se suma que es el enlace directo con grupos juveniles que representan votos, su imagen se potencializa.

Desde el Injuve, por ejemplo, el Gobierno de Sánchez Cerén ofrece bonos a jóvenes que no estudian ni trabajan, se gestionan becas y se regalan implementos deportivos. En todos esos actos se encuentra Muñoz. En este sentido, su figura podría ser la encargada de enamorar políticamente a este segmento poblacional, que se caracteriza por no votar y, en los últimos años, por estar a favor de Nayib Bukele.

Un aspecto más, ella, al igual que otros candidatos como la misma Jackeline Rivera, han intentado desviar la atención con sus respuestas, pero al final siempre deslizan una posibilidad con la muletilla política que "el partido decidirá desde donde le sirvo al país".

Si a eso se suma que cumple con la promesa de llevar a una mujer en la fórmula presidencial, su nombre toma más fuerza.

Finalmente, y el punto que podría terminar de bañarla con la unción efemelenista, es que cuenta con el aval de los cuadros de mando del partido, que ven en ella a una mujer con potencial, carisma y energía que podrían transformarse en votos y pongan a soñar al FMLN con un tercer mandato consecutivo en el Ejecutivo.

Comentarios