• Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:19

Servicios - SIN CONTRATO DE TRABAJO

Empacador de productos en Súper Selectos: “No recibimos sueldo, no tenemos Seguro Social, AFP, ni aguinaldo...”

El protagonista de esta historia relató a El Salvador Times que el sueldo se lo hace con propinas que, a veces, recibe de los clientes; en ocasiones le va bien, pero muchas veces regresa a su familia sin nada que aportar.

Giovanni ayuda a los clientes a embolsar sus productos en las cajas del Super Selectos donde labora. Imagen de referencia.
Giovanni ayuda a los clientes a embolsar sus productos en las cajas del Super Selectos donde labora. Imagen de referencia.
Empacador de productos en Súper Selectos: “No recibimos sueldo, no tenemos Seguro Social, AFP, ni aguinaldo...”

Giovanni (nombre cambiado para protegerle la identidad) es un joven que labora como empacador de productos en una sucursal de Super Selectos, y a través de una denuncia lamentó no tener un salario fijo, ni un contrato de trabajo en esa empresa.

“Nosotros no recibimos un sueldo, no tenemos Seguro Social, AFP, ni aguinaldo”, manifestó.

No obstante, dice estar consciente de que ya sabía que por desempeñarse como empacador en ese supermercado no tendría ninguna remuneración económica, incluso, en los casos cuando son despedidos no reciben indemnización por el tiempo trabajado.

“Tengo dos años de estar acá y no nos han dado carta de trabajo para sacar cosas al crédito”, dijo.

Recuerda con tristeza que hace unos días despidieron a cuatro de sus compañeros empacadores, y cuando les informaron que estaban despedidos no les dieron nada. En el grupo nadie supo por qué los despidieron.

Explicó que la labor de recoger las carretillas en los parqueos lo deberían de realizar los empleados contratados que reciben un salario quincenal o mensual.

“Hacemos cosas que le corresponden a un empleado, como ir a recoger carretillas o cestas a los demás parqueos que dejan los clientes… A uno le toca como una hora andar recogiendo todo de eso y deja de empacar y hacer dinero”, explicó el joven.

“Yo digo que si vamos hacer eso tendríamos que recibir un sueldo”, opinó.

Casado y con una niña de 4 años

Giovanni comentó a El Salvador Times que en la actualidad está casado y procreó una niña de cuatro años.

Pese a que su esposa es comerciante, dice que muchas veces no haya qué hacer porque sabe que tiene que aportar dinero a su hogar para sufragar los gastos y cubrir necesidades de la casa.

Explica que como empacador el sueldo se lo hace con las propinas que, a veces, recibe de los clientes; en ocasiones le va bien, pero muchas veces regresa a su familia sin nada que aportar.

El joven trabajador tiene que estar atento y ser rápido para embolsar productos y llevaros en carretilla hasta donde el cliente abordará su vehículo, taxi o Uber.

Muchas veces, sin emitir ninguna palabra, apela a los generosos corazones de los salvadoreños que le dan una propina.

Comentarios