• Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 17:26

Servicios - Hospitales

Hombre ha batallado cuatro veces con la muerte en su familia y ahora lucha por una extraña enfermedad que padece su hija de ocho años

Hasta ahora, a la familia de Rubén la muerte la ha rondado pero aseguró que su fe y confianza están firmas y que pase lo que pase Dios tiene preparado algo mejor para ellos. 

anciano
anciano
Hombre ha batallado cuatro veces con la muerte en su familia y ahora lucha por una extraña enfermedad que padece su hija de ocho años

La dura lucha contra el cáncer de su esposa y el padecimiento cardíaco de un hijo llenan de esperanza a un hombre que también ha sufrido la muerte de sus padres y que se llena de angustia por no conocer la causa por la que la menor de sus hijas padece de un agudo dolor de estómago.

Rubén (nombre cambiado a petición) es un hombre que al estar por cumplir 50 años nunca imaginó las dificultades que iba tener que pasar y que asegura que en lugar de debilitarlo lo han fortalecido.

El calvario de este hombre inició con la muerte de su padre quien fue arrollado por un bus cuando regresaba de orar por los enfermos, así lo aseguró este hombre quien al hablar de este se quedó con la mirada pérdida, como si las imágenes de aquel día estuvieran pasando por su mente en ese instante.

Sin haber terminado de asimilar la muerte de su progenitor, Ruben se enteró que su hijo, que actualmente tiene 23 años, presentaba problemas cardiacos, por lo que estuvo medicado durante mucho tiempo.

“Un día lo encontré debajo de la pila, a él como que se le para el corazón y cae al suelo”, contó el hombre quien junto con su familia han sido entregados a una iglesia en la que pide por sus seres queridos.

Incluso, la fe que el hombre puso en que sus ataques cesarían, lo llevó a dejar las pastillas que le dieron los doctores y confiar en que todo estaría bien, y así fue, señaló su padre.

La muerte de su madre y el cáncer de su esposa

La sanación de su hijo fue una luz en la vida de este hombre que estaba por sufrir un nuevo y doloroso con el deterioro de la salud de su madre quien terminó muriendo por problemas renales.

“A mi mamá se le hicieron los riñones chiquitos, estuvo en tratamiento pero perdió la lucha contra la insuficiencia renal”, contó el hombre mientras trataba de disimular el dolor.

Con su madre en cama, Rubén vio cómo su esposa también comenzó a decaer en su salud, algo que la obligó a renunciar a su trabajo debido a los dolores que fueron diagnosticados como cáncer de útero.

 “Esa fue una noticia devastadora para todos, pero gracias a los tratamientos y a que Dios se manifestó en ella todo salió bien”, señaló el hombre quien vio en la recuperación de su compañera de vida una inspiración de vida.

La más dura de las pruebas

Rubén ha llegado a considerar que las pruebas superadas lo prepararon para enfrentar la más dura de todas con su hija de ocho años quien fue hospitalizada debido a un dolor en el agudo estómago.

“Al principio me dijeron que era el apéndice, después me dijeron que eran cálculos en la vesícula, pero en realidad no sabemos lo que tiene”, aseguró el preocupado hombre.

Según las explicaciones de los profesionales del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, la niña no puede hacer ejercicio y debe tener una estricta dieta para que los dolores disminuyan con el tiempo.

Hasta ahora, a la familia de Rubén la muerte la ha rondado pero asegura que su fe y confianza están firmes y que pase lo que pase Dios tiene preparado algo mejor para ellos.

Comentarios