• Diario Digital | martes, 07 de julio de 2020
  • Actualizado 21:48

Servicios - COVID-19

Jefe de Unidad de Cuidados Intensivos: Habrá días tan oscuros que todos veremos morir a algún familiar

El jefe de la UCI del hospital El Salvador tiene claro que el país necesita cuarentena absoluta.
Foto: Tomada de la cuenta de Twitter de Hospital El Salvador
Foto: Tomada de la cuenta de Twitter de Hospital El Salvador
Jefe de Unidad de Cuidados Intensivos: Habrá días tan oscuros que todos veremos morir a algún familiar

Incremento de casos y fallecidos por coronavirus, hospitales colapsados, personas que mueren antes de recibir atención médica, así ha vivido El Salvador los últimos días el desarrollo de la pandemia; sin embargo, los médicos advierten que la situación se podría volver aún más dramática.

El Gobierno ha pedido un nuevo Régimen de Excepción para limitar la movilidad de las personas y tratar de bajar la curva epidemiológica, los diputados de la Asamblea no están tan convencidos con la idea y señalan errores en el manejo de la emergencia.

Mientras el Ejecutivo y Legislativo se señalan mutuamente de no querer colaborar, el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nuevo hospital El Salvador, el doctor Manuel Bello, lo tiene claro: el país necesita una cuarentena absoluta.

El galeno explicó, en el programa radial Diana Verónica y Tony, lo que le toca vivir a diario al gremio médico que está al frente de la “guerra” —como él le llama— contra la Covid-19, donde han tenido que ver morir a muchas personas, incluidos compañeros de profesión.

“Lo que me gustaría que ocurriera es que se terminara ya, que inventaran un medicamento y que nos dijeran ‘este medicamento es’, porque sinceramente ayer hubo más de cinco médicos que fallecieron, colegas (…) si hay alguna medida que permita salvar vidas nosotros vamos a apoyarla al 100% y una de las formas de evitar contagios es el aislamiento”, valoró Bello.

Dijo que los médicos se sienten frustrados porque en las calles hay muchas personas que no toman medidas correctas para prevenir el virus.

“Sabemos que hay necesidades económicas, pero cuando vemos morir a un colega médico que atendió pacientes (por Covid), nos sentimos impotentes porque esta enfermedad nos ha puesto contra la pared”, indicó.

Dijo estar consciente que el confinamiento no va a acabar con los contagios de coronavirus, pero que sí va a evitar que una gran cantidad de personas se enfermen al mismo tiempo y eso le dará al sistema de salud —ya colapsadas las áreas de Covid-19— mayores espacio para prepararse.

“Desde el punto de vista de salud, en este momento crítico necesitamos una cuarentena absoluta, si no —como lo decíamos ayer con mi equipo— vamos a ver días tan oscuros que prácticamente todos vamos a ver a alguien conocido o familiar morir y eso no es ser fatalista, sino realista”.

El pico de contagios podría estar cerca

Desde el 16 de junio el país está experimentando un incremento sostenido de casos acumulando 2,497 en 14 días; es decir, una tercera parte los contagios totales (6,438) han sido en ese período de tiempo.

El galeno expresó que las proyecciones sirven únicamente para tener alguna imagen de las necesidades del sistema y que es posible que el país esté por llegar al pico de contagios y eso empeorará la problemática.

“La gente piensa que la curva es un pico y automáticamente baja. ¡No! Cuando llega al pico ahí se va a mantener uno o dos meses porque ese es el comportamiento que ha habido en el país. Lo que me preocupa es que cuando lleguemos al pico y digan ‘ya llegué al pico, no me infecté, salgamos’, no es así. Cuando llegamos es cuando más contagios van a haber”.

Las proyecciones epidemiológicas, apuntó, no preparan a los médicos para enfrentar anímicamente la muerte de las personas, colegas o familiares.

“No estamos preparados, es mentira. Ver a un médico amigo mío, conocido de años, morir enfrente mío, es como un familiar y lo peor es que este paciente murió ayudando a una persona con Covid”.

El drama de vivir con la enfermedad

Manuel Bello reveló que hace semanas dio positivo a coronavirus y que fueron 15 días en las que pasó con la incertidumbre de que en cualquier momento se podía agravar sus condiciones y morir.

“Los primeros días en los que me sentía mal, me reportaban los exámenes y que ya había una inflamación un poquito alta, sinceramente las noches no las dormís bien porque no sabes cómo vas a amanecer. Deberíamos de preguntarnos ¿cómo se siente? ¿cómo es ver a tus hijos fuera de tu cuarto y no saber si los vas a volver a ver?”, cuestionó entre lágrimas.

Comentarios