• Diario Digital | domingo, 05 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:40

Sucesos - En San Martín

Una niña fue asesinada en un ataque que iba dirigido a un hombre que compraba en una tienda

El hombre recibió cinco balazos pero sobrevivió, mientras que a la niña le cayeron dos disparos en la espalda y murió cuando era intervenida en el hospital.

16179479_1407029219308847_5393111663021045324_o
Ambos sujetos cumplirán 40 años de prisión en el penal de Quezaltepeque.
Una niña fue asesinada en un ataque que iba dirigido a un hombre que compraba en una tienda

Una niña de 12 años fue asesinada por pandilleros que dirigieron un ataque para acabar con la vida de un hombre al que habían seguido hasta una tienda en la colonia Alta Vista; sin embargo, el hombre sobrevivió a cinco disparos que le asestaron.

Los sujetos Francisco Edgardo García Pineda, conocido como “Little Taz”; y José Mauricio Valdez Zetino, alias “Street”, ambos señalados como pandilleros activos, atacaron el 7 de febrero de 2016 a Dagoberto T. quien hacía compras en una tienda entrada la noche. Al mismo sitio llegó la niña Katherine, de 12 años, a comprar el pan francés de la cena familiar.

Mientras esperaba a ser atendida, un aproximado de cinco hombres se bajó de un auto y dispararon en repetidas veces contra Dagoberto quien cayó herido al piso, pero las balas también alcanzaron en la espalda a la menor quien quedó malherida.

La niña fue llevada de emergencia a un centro médico pero falleció cuando era intervenida por la gravedad de las heridas.

Un testigo identificado como Alex (nombre modificado), vio con detalle todo lo ocurrido y denunció en el acto a los pandilleros ante el sistema de emergencia del 911, donde narró que los mareros llegaron en un carro gris pero que huyeron en uno blanco, dejando abandonado el primero.

Con la descripción del auto, la policía montó un operativo y logró la captura de dos de los responsables que fueron llevados a prisión donde se les abrió juicio por el asesinato de la menor y por intento de homicidio de Dagoberto, resultando condenados por el Tribunal Segundo de Sentencia, a pagar 40 años de cárcel cada uno.

El hombre al que dispararon era mesero en un bar de nombre “Black and White” ubicado en el municipio de San Martín y dijo nunca antes haber visto a sus atacantes, ignorando los motivos por los cuales lo intentaron asesinar.

Alegan inocencia

Los sujetos condenados alegaron ante el juez ser inocentes y además una de los testigos que presentó la defensa aseguró que Francisco, “Little Taz”, es un hombre de bien, que ayuda en una tienda y pupusería de su madre, y que no pudo haber cometido el crimen porque a esa hora veía una telenovela en su vivienda.

“Yo me enteré de lo sucedido en las noticias y por la gente, pero el joven Francisco estuvo esa noche en su casa ayudando a su mamá”, manifestó el testigo quien es uno de sus vecinos.

Por su parte, la defensa de José Valdez, “Street”, presentó a un obrero que aseguró haber estado con él el día y la hora cuando ocurrieron los hechos.

En su testimonio el albañil detalló que el acusado le ayudó a llevar unos materiales de construcción al municipio de Soyapango, del que se retiraron a eso de las 8:00 de la noche.

Según dijo, ambos pasaron a cenar pupusas antes de llegar a la colonia Alta Vista donde se dio el asesinato de la niña.

La versión de los testigos de la defensa tenía varias inconsistencias por lo que el juez les decretó a ambos acusados 25 años de pena por el homicidio de la menor, y 15 por intento de homicidio del mesero, sumando 40 años de cárcel cada uno, que cumplirán en el penal de Quezaltepeque.

Comentarios