• Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos

Absuelven a pastor que olvidó sacar $70 de la Biblia con la que ingresó al penal de Mariona

El religioso fue absuelto debido a que el juez consideró que el dinero no es un objeto ilícito, sino un título valor.

Biblia
Absuelven a pastor que olvidó sacar $70 de la Biblia con la que ingresó al penal de Mariona

El pastor evangélico Manuel de Jesús Calderón fue absuelto del proceso penal que se le abrió por tratar de introducir, ocultos en la Biblia, $70 al penal La Esperanza. 
 
El señalado aseguró que todo fue producto de un descuido ya que el dinero descubierto era una colaboración para él y su esposa.

Entre lágrimas, el predicador explicó que el hecho se propició el 1 de febrero de 2017, cuando ingresaba a la zona de los reclusos y en la segunda etapa de revisión se le detectó el dinero, que sería un remanente de $700 que recibió como ofrenda.

Calderón es miembro de la iglesia Pentecostal Unida y con frecuencia llega al centro penal a predicar. 

El hombre fue remitido a la Policía y estuvo bajo detención tres días; pero luego de la audiencia inicial, salió en libertad bajo medidas sustitutivas, mientras duraba el proceso.

“Fue un error”
Calderón llegó a un acuerdo con la fiscal, para que el juicio fuera de manera abreviada en el juzgado Cuarto de Sentencia: confesó ser responsable de las acusaciones atribuidas.

Ante el juez, el hombre entre lágrimas explicó que: “todo fue un error. El dinero me fue entregado para ayudarme a mí y a mi esposa, quien padece de una enfermedad crónica desde 2015”.

Calderón dijo que el día de los hechos estaba desvelado porque su esposa sufrió fuertes dolores que no los dejaron dormir a ambos.

A primera hora del día siguiente, otro pastor, Marco Tulio Deras, llegó a recogerlo al hospital. El destino era el centro penal al que Calderón incluso se negaba a ingresar.

Calderón cambió de idea luego de que Deras le hiciera saber que necesitaba su firma en el libro de asistencia. “Mi error fue no revisar que llevaba dinero entre la Biblia”, remarcó el hombre.

Deras quien fue presentado como testigo de la defensa no se presentó a rendir su declaración, por lo que Calderón no tuvo más remedio que aceptar el trato ofrecido por el Ministerio Público.

En tanto, el agente que la fiscal tenía como testigo dijo desconocer los hechos, por lo que la representante del Ministerio Público optó por prescindir de su relato.

Luego de conocer las pruebas, el juez absolvió al religioso, quien seguirá gozando de los permisos necesarios para trabajar en las cárceles.

La decisión del juez se basó en que el dinero es considerado como un título de valor y no un objeto, por lo que a su criterio el hecho de que el pastor ingresara dinero al centro penal no era delito.

Comentarios