• Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 02:02

Sucesos - Después de un mes en el refugio

Howard Cotto, sobre desplazados en Caluco: “Los que no regresan (a sus casas) es porque tienen vínculos con pandillas”

Las familias que se habían refugiado en un albergue municipal de Caluco regresaron el viernes a sus lugares de origen, alentados por la PNC que asegura que ya no hay peligro en la zona.

retorno a Caluco
Fotografía tomada de redes sociales
Howard Cotto, sobre desplazados en Caluco: “Los que no regresan (a sus casas) es porque tienen vínculos con pandillas”

Los habitantes de algunas zonas rurales del municipio de Caluco, en el departamento de Sonsonate, que se habían desplazado a un refugio municipal por amenazas de pandillas regresaron el viernes a sus viviendas luego que la PNC les garantizara que la zona es segura; sin embargo, la alcaldesa de esa localidad, Blanca Orellana, señaló a la Policía de presionarlos para retornar, pero que los albergados siguen teniendo temor, dijo.

Por su parte, el director de la PNC, Howard Cotto, aseguró que la fuerza policial ya tomó control del lugar y que las familias que no regresan a sus casas “es porque tienen algún tipo de vinculación con las pandillas”, dijo.

Cotto se desmarcó de generar algún tipo de presión en los pobladores. “Nosotros no tenemos la facultad de decidir sobre las personas para que regresen o no a sus casas pero consideramos que desde el punto de vista de seguridad las condiciones están dadas para que regresen”, afirmó.

En tanto, la alcaldesa señaló que “los refugiados están siendo presionados por la policía de que tienen que regresar a sus viviendas porque les dicen que allá hay seguridad”, a la vez que desmintió que es la alcaldía la que les ha obligado a retornar.

La edil aseguró que los habitantes regresarán a sus viviendas pese a que ella les propuso hacer un tiempo de espera más prudencial. “Si no se sienten bien que regresen después”, les planteó.

Según la funcionaria, los habitantes iban a diario a sus viviendas a ver sus animales y a realizar sus trabajos agrícolas pero por la noche regresaban porque no se sentían seguros para pernoctar en sus lugares de origen.

Orellana puso en duda las declaraciones de Cotto ya que los mareros siguen estando libres, desplazándose por los ocho cantones que tiene el municipio, afirmó.

El titular de la policía confirmó que solo se han capturado a dos de seis responsables del éxodo de los pobladores. “Lo hemos dicho claramente, tenemos identificado quiénes son estos sujetos y de acuerdo al tipo de movimientos operativos que hemos realizado en la zona y de inteligencia, presumimos que esos cuatro individuos ya no están en el área”, aseguró.

La alcaldesa dijo estar dispuesta a echarles la mano a los desplazados en caso de que lo vuelvan a necesitar.

Comentarios