• Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:50

Sucesos - San Miguel

Banda arruinó varios sistemas de vigilancia de empresas financieras y se robó más de $89,000

Se les decomisó una casa, cuatro carros, dos motocicletas y armas de fuego.
Foto: Fiscalía
Foto: Fiscalía
Banda arruinó varios sistemas de vigilancia de empresas financieras y se robó más de $89,000

Seis sujetos que integraban una banda fueron capturados y acusados por la Fiscalía de vulnerar sistemas de seguridad y vigilancia para hurtar más de $89 mil a empresas financieras del oriente del país.

Los arrestados son William Alejandro Parada Reyes, Sergio Sigfredo Torres Reyes, Santos Vladimir Turcios y los hermanos Juan Antonio y Guadalupe Adalberto Orellana Gómez.

Los cinco sujetos anteriores fueron detenidos en flagrancia cuando vulneraron el sistema de seguridad de una financiera ubicada en el kilómetro 139 de la carretera Ruta Militar, caserío Guayabal del cantón Hato Nuevo, San Miguel.

Las autoridades les decomisaron en ese procedimiento $13,500 en efectivo, producto del atraco a la empresa.

En medio de las investigaciones se realizaron allanamiento en viviendas de las colonias Prados, El Molino, Agropecuaria, Ciudad Pacífica, Las Palmeras, Los Naranjos y Montecarlos, que resultó con la incautación de una casa, cuatro carros, dos motocicletas, dos laptops, cuatro tarjetas de crédito, una pistola y una escopeta, así como de $9,640 en efectivo.

En ese procedimiento fue que se arrestó a una sexta persona: María Elena Gómez Sosa, por tenencia ilegal de armas de fuego.

En las pericias se estableció que la banda cometió otros atracos el 29 de marzo, 15 de abril, 30 de abril y el 14 de julio y que el monto de lo sustraído se eleva a $89,972.63, entre dinero en efectivo, armas y computadoras portátiles.

El nuevo proceso en contra de los sujetos les fue avisado a su salida del Juzgado Primero de Paz de San Miguel, donde están siendo procesados por otro hurto a una empresa financiera de Santa Rosa de Lima, en La Unión.

El juez decidió decretar instrucción formal con detención provisional contra cinco, lo que quiere decir que seguirán presos mientras se desarrolla el proceso en su contra, por hurto agravado y asociaciones ilícitas.

En el caso de María Elena Gómez su audiencia quedó pendiente de programación.

Comentarios