• Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:57

Sucesos - Será extraditado

Capturan a salvadoreño buscado por el FBI por espiar a infieles en Estados Unidos

El hombre desarrolló un programa informático que servía para espiar a personas infieles, el cual era encubierto por una tarjeta de felicitación.

 

ciberespía
Foto tomada de medios internacionales.
Capturan a salvadoreño buscado por el FBI por espiar a infieles en Estados Unidos

Un salvadoreño, que figuraba en la lista de los diez ciberfugitivos más buscados por el FBI en Estados Unidos, fue detenido a inicios de este mes en San Salvador y actualmente se encuentra recluido en las bartolinas de la División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC).

Carlos Enrique Pérez Melara, de 36 años, es señalado por las autoridades estadounidenses de haber creado un programa informático para descubrir infidelidades entre parejas, por lo que fue acusado de cometer múltiples delitos informáticos en aquel país.

Pérez Melara fue capturado la noche del 2 de febrero pasado, desde cuando fue recluido por orden del Juzgado Tercero de Paz, de San Salvador.

La interpol estuvo a cargo de su búsqueda y de momento se encuentra en calidad de depósito en la División de Tránsito y bajo la responsabilidad del juzgado hasta que las autoridades norteamericanas soliciten su extradición, la cual no ha sido recibida en el tribunal.

Creador de "Lover Spy"

Pérez era buscado por las autoridades del país norteamericano desde 2005 tras ser acusado de haber creado, publicitado y comercializado un programa informático complejo que vulnera la privacidad de sus investigados al "hackear" las contraseñas de sus cuentas electrónicas, conversaciones privadas y hasta el historial de páginas visitadas.

El programa denominado "Lover Spy" (o Espía de Amantes en español) era una tarjeta electrónica que los clientes compraban para regalársela a la persona que querían investigar -usualmente su pareja- y se la entregaban bajo la mentira de que era una tarjeta electrónica de felicitación.

Los investigados tenían que insertar la tarjeta en su computadora para revelar el contenido de la felicitación, pero al mismo tiempo abrían las puertas al hacker para que pudiera ingresar a su computadora y revisara todos los movimientos que hacía el investigado.

Los clientes recibían correos electrónicos periódicamente con la información de su objetivo y la situación pasó desapercibida hasta que una de las víctimas denunció ante las autoridades de San Diego, California.

Luego de una investigación del caso, las autoridades de San Diego acusaron a Pérez por los delitos de fabricación de un dispositivo de interceptación, envío de un dispositivo de interceptación, publicitar un dispositivo de interceptación, publicitar y promover el uso de un dispositivo de interceptación, interceptar comunicaciones de una cuenta electrónica no autorizada, acceso restringido a una cuenta de una computadora no autorizada y acceso restringido a una cuenta de una computadora protegida para obtener ganancias financieras.

El caso de Pérez sacudió a las autoridades norteamericanas debido a su complejidad y por ello lo incluyeron en la lista de los sujetos más buscados por cometer delitos informáticos del FBI, que hasta hace poco ofrecía una recompensa de $50,000 a aquel que lo entregara.

Pérez llegó a Estados Unidos con una visa de turista, pero luego consiguió una de estudiante para recibir cursos superiores en San Diego, ese fue su último estatus legal en ese país; mientras que en El Salvador no tiene antecedentes penales ni órdenes de captura en su contra.

LEA MÁS NOTICIAS DE SUCESOS AQUÍ

Comentarios