• Diario Digital | miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:34

Sucesos - Por inconsistencias en el proceso

Acusados de homicidio de Alison Renderos serán juzgados por segunda ocasión

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobó que se instalará un nuevo juicio porque el juez que emitió la primera sentencia no presentó la resolución por escrito en los dos años que siguieron a la condena.

Acusados de feminicidio de Alison Renderos
Acusados de feminicidio de atleta Alison Renderos en video conferencia desde penal de Quezaltepeque.
Acusados de homicidio de Alison Renderos serán juzgados por segunda ocasión

El Juzgado Especializado de Sentencia "B" instaló un nuevo juicio en contra de 28 sujetos -presuntos miembros de la Pandilla 18- quienes ya habían sido procesados por el delito de feminicidio agravado en contra de Alison Rivera, una joven atleta de San Vicente asesinada en mayo del 2012.

Los acusados habían sido juzgados hace dos años por el mismo delito; sin embargo el proceso se instaló de nuevo debido a que Roger Rufino Paz, el juez que los había condenado, no presentó la resolución por escrito en los dos años que siguieron a la sentencia, para lo cual tenía un plazo de 15 días.

Los fiscales del caso desconocen si se ha abierto una investigación de oficio en contra del juez para determinar la razón del incumplimiento.

Con este nuevo proceso los acusados deberán enfrentar por segunda vez los señalamientos en su contra, por lo que sus penas podrían aumentar o disminuir según la actuación de sus representantes legales y del criterio del juez actual.

Los acusados enfrentan condenas por el delito de homicidio en contra de la atleta Álison Renderos, quien fue asesinada, mutilada y enterrada en un predio baldío con el objetivo de que su cuerpo no fuera encontrado.

Renderos era estudiante de noveno grado en un centro escolar de San Vicente y no estaba vinculada a las pandillas. Fue reportada como desaparecida el 9 de mayo de 2012 y su cuerpo fue encontrado nueve días después enterrado en unos cañales.

El crimen fue catalogado como feminicidio debido a la carga de violencia con la que fue ejecutado; sin embargo el móvil del crimen nunca fue establecido.

Uno de los procesados por este caso recibió una condena de 40 años de cárcel y otro más fue condenado a seis años por agrupaciones ilícitas; sin embargo los dos fueron favorecidos con medidas sustitutivas tras pagar una fianza de $5,000.

Comentarios