• Diario Digital | jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:30

Sucesos - Negligencia

Médicos del hospital 1º de Mayo son investigados por dejar una toalla facial en el vientre de una paciente

De no haberle encontrado a tiempo la toalla, la mujer pudo haber perdido un ovario, quedar estéril o en el peor de los casos morir por las complicaciones que hubiera experimentado en su organismo.

Hospital Primero de Mayo
Imagen del hospital Primero de Mayo en San Salvador
Médicos del hospital 1º de Mayo son investigados por dejar una toalla facial en el vientre de una paciente

Tres médicos del Hospital Primero de Mayo del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) son señalados por una paciente a la que supuestamente le dejaron una toalla en el interior de su cuerpo mientras era intervenida durante un parto.

Maritza (nombre modificado a petición) manifestó que su hija llegó al hospital el sábado 23 de marzo, día en el que tuvo a su bebé un procedimiento en el que fue auxiliada por Francisco Giovani R., Carlos H.  y Ana O.

El lunes 25 de marzo, la evolución positiva en la salud de la afectada provocó que recibiera la alta médica y se retiró con su hija en brazos sin saber de la supuesta mala praxis de la que había sido víctima.

Seis días después, el 29 de marzo, la paciente comenzó a sentir una serie de malestares que la llevaron a regresar a las instalaciones del ISSS para pasar consulta y descubrir el daño que le habían hecho.

"La doctora descubrió que en su vientre le habían dejado una toalla tipo facial; incluso, yo vi cuando pasó la enfermera con una bolsa grande y donde llevaban la toalla llena de sangre", relató Maritza.

La explicación que la mujer recibió le hizo percibir el grado de peligrosidad que la acción representó para su vida ya que de haber pasado más tiempo con la toalla en su interior su ovario hubiera sido dañado.

Incluso, la mujer pudo haber quedado estéril o en el peor de los casos el problema ocasionado pudo haber terminado en su muerte debido a las complicaciones que se le habrían presentado.

Después de la revisión, la doctora le recetó antibióticos a la víctima quien comenzó a tener una evolución favorable junto a su hija, no obstante, la mujer quiere que se haga justicia por el mal trato del que fue víctima.

La denuncia en Fiscalía

El pasado lunes 1 de abril, Maritza junto a su hija acudieron a la oficina de Fiscalía General de la República (FGR) para presentar la denuncia correspondiente para que se inicien las investigaciones.

La fiscal que recibió la denuncia les explicó a las denunciantes que la víctima tendría que someterse a una serie de evaluaciones en el Instituto de Medicina Legal (IML) para partir con un proceso judicial.

Según la denunciante, Giovani fue quien se encargó de atender a su hija, Carlos, graduado en enfermería fue quien le asistió y Ana firmó la incapacidad de la joven, esto sin verificar el estado en el que era enviada a su casa..

El delito que se investigará será el de negligencia médica y en horas de la tarde del miércoles 3 de abril, las afectadas conocieron a la fiscal que se encargará de los dos expedientes que se han abierto por el caso.

El Salvador Times buscó a las autoridades del hospital señalado para conocer la postura respecto al caso, pero no se obtuvo respuesta alguna sobre la situación.

A través de la unidad de comunicaciones del ISSS se explicó que estaban revisando el expediente de la paciente para determinar si hubo negligencia médica y que se esperaría la notificación de la Fiscalía para sentar postura.

Comentarios