• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:56

Sucesos - En vista pública

"Me amenazaron las pandillas", alega tallerista condenado a 5 años por receptación

Admitió tener en su taller un motor robado y el techo de otro sedan, también con reporte de robo.

WhatsApp Image 2017-02-23 at 4.42.01 PM
Fotografía de Diana Arias
"Me amenazaron las pandillas", alega tallerista condenado a 5 años por receptación

Un hombre recibió una condena de cinco años por tener piezas de carros robados en un taller de mecánica de San Salvador, del cual aparece como dueño Carlos Humberto Servellón, según la Fiscalía General de la República (FGR). 

La Policía Nacional Civil (PNC) reportó, el año pasado, el caso a la FGR, y esta última ordenó el registro del negocio con prevención de allanamiento para verificar si en ese lugar estaba el automotor que buscaban.

Fue así como dos semanas después, el 18 de julio de 2016, la PNC y la FGR entraron al taller y encontraron más de lo que buscaban: un motor de otro vehículo reportado como robado y ya, solamente, el techo del auto por el que originalmente allanaron el taller.

En el acto, fue capturado Servellón, quien declaró que esas piezas le fueron entregadas por pandilleros de la zona que lo amenazaron de muerte, si se negaba a ocultarlas.

El tiempo pasó; seis meses estuvo Servellón en las bartolinas de San Salvador hasta la vista pública de la semana pasada, cuando la FGR señaló que "no existe justificación para que el imputado tenga dos objetos robados, porque su obligación era avisar a las autoridades".

Ante ese alegato, la defensa replicó que "Servellón ha nacido en ese lugar, lo conocen (los mareros) y denunciar un hecho como tal significa renunciar a su arraigo domiciliar", detalló.

Cuando la jueza le concedió la palabra, el imputado dijo a su favor que: "puede ser que FGR tenga razón, pero yo no podía hacer nada. Solo quiero que se ponga en mis zapatos de padre de familia; lo hice bajo amenazas de las pandillas, yo no sé de leyes y no sabía que me estaban metiendo en un delito", alegó el procesado.

Pero la jueza 5° de Sentencia de San Salvador no se conmovió. Servellón, de 28 años, deberá pasar los próximos cinco años de su vida en la cárcel condenado por receptación de vehículos automotores o sus piezas provenientes del robo o hurto de vehículos. Eso sí, no deberá pagar ni cinco por responsabilidad civil.

Comentarios