• Diario Digital | lunes, 24 de febrero de 2020
  • Actualizado 04:51

Sucesos - RELATO

Durante un asalto en microbús de la 11-C raptan y golpean a una mujer en San Marcos

La joven no tuvo oportunidad de salir porque un sujeto le apuntaba con una pistola. 

Los hechos ocurrieron mientras la víctima viajaba en uno de los microbuses. Foto de referencia.
Los hechos ocurrieron mientras la víctima viajaba en uno de los microbuses. Foto de referencia.
Durante un asalto en microbús de la 11-C raptan y golpean a una mujer en San Marcos

Morena (nombre cambiado por protección de víctima) salió de su casa el lunes 16 de diciembre para ir a comprar en el centro de San Salvador; sin embargo, al abordar un microbús de la ruta 11-C en el municipio de San Marcos tuvo una mala experiencia.

El transporte había avanzado pocos kiómetros y todo parecía un viaje de rutina, hasta que se subieron tres sujetos armados para asaltar a los pasajeros.

Uno de los delincuentes se dirigió donde se encontraba Morena sentada, el sujeto se colocó atrás de ella y sacó una pistola al tiempo que le susurró al oído "No te vayas a mover", mientras que los otros dos sujetos se dirigieron hacia el motorista para privarlo de libertad.

El corazón de Morena palpitaba rápido, se sintió angustiada y le vino un mal presentimiento al observar que al microbús lo habían desviado de su recorrido tradicional. A su espalda, un sujeto le seguía apuntando con una pistola.

La joven fue despojada de su dinero, su celular y hasta de sus zapatos; recibió una brutal paliza que la dejó casi muerta en una calle de San Marcos.

"Ella quedó muy golpeada y herida de una mano... Los delincuentes la dejaron tirada en la calle", relató un conocido de la víctima a El Salvador Times.

La misma fuente explicó que una señora que caminaba por la zona la vio tirada a la orilla de la calle y la auxilió en su casa.

Le llamaron al celular y no contestó

Al no tener noticias de la joven, la familia entró en pánico y desesperación, por lo que intentaron llamarle al celular, pero no respondió.

Transcurrieron un par de días, y al no tener noticias de ella, la familia interpuso la denuncia en la Policía Nacional Civil (PNC) sobre su desaparición.

Morena llegó a su casa el viernes 20 de diciembre, pasó cinco días inconsciente y una mujer extraña la atendió durante todo ese tiempo mientras sanaba de las lesiones que le provocaron los delincuentes tras la golpiza.

"La señora le ayudó con sandalias, dinero y le prestó un celular", explicó un informante a este medio.

Comentarios