• Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos - De la fundación Alkimia

Fallece exdirector de Patrimonio Cultural Héctor Ismael Sermeño

El crítico de arte falleció este sábado confirmó editorial Índole Editores en su cuenta de Facebook.

héctor
Imagen tomada de YouTube
Fallece exdirector de Patrimonio Cultural Héctor Ismael Sermeño

El exdirector de Patrimonio Cultural y critico de arte, Héctor Ismael Sermeño, falleció este sábado confirmó el poeta Carlos Clará, de Índole Editores.

Sermeño era en la actualidad presidente de la Fundación Cultural Alkimia, y director del espacio "Miércoles de poesía", en el restaurante Los Tacos de Paco.

El investigador e historiador nació en Chalchuapa, Santa Ana, y luego de sus estudios en El Salvador, en la Escuela Normal Superior "Alberto Masferrer" partió a estudiar sociología del arte y literatura en México donde residió por muchos años.

Entre algunos de sus estudios destacan "Cultura del maíz y el café en El Salvador" (ensayo, 2005), "La otra mirada", (ensayo, historia y crítica de cine, 2006), y "Gerardo Barrios, Recopilación Documental, 1856-1878, publicado por Concultura en 2007.

En 2011 fue condenado a tres años de prisión por la autorización para construir una residencial en un área reservada, El Cambio, en San Andrés, San Juan Opico. La prisión fue cambiada por tareas de beneficio público.

héctor2

A continuación reproducimos parte de una entrevista concedida a la revista Contracultura el año pasado, en la cual aborda algunos temas como migración y pandillas

¿La migración rompe nuestra identidad o nuestras identidades?

En términos generales, no. Las migraciones han existido siempre, al igual que las globalizaciones. Cuando llegaron los españoles a América —que ya venían globalizados de los romanos, árabes— y encuentran una zona globalizada en este sector del centro y en Suramérica, los incas ya habían globalizado desde Colombia hasta Argentina; los aztecas lo habían hecho ya en México y América Central. Y antes de los incas y los aztecas hubo otras culturas. Las culturas se van sincretizando, va quedando parte de la anterior y se asumen las nuevas. Los resabios culturales quedan a partir de que los ciudadanos los admiten.

Pasando a otro tema pero relacionado, ¿qué sucede con las pandillas?

De hecho, algunos antropólogos opinan que las pandillas tienen su propia identidad cultural, pero no puede considerarse nacional cuando es criminal; y eso es negativo. La sociedad lo que hace, moral y éticamente, es castigarla; no permitir su desarrollo, no la aprueba. Sin embargo, el grupo como tal puede llegar a tener su propia identidad; es un grupo rechazado porque hace daño. En la reedición de mi libro podría abordar este tema. 

Los símbolos, ¿son importantes para la identidad nacional?

Son la primera base de la identidad nacional simbólica, representada. Los más usuales son los que se decretan a partir de la constitución de un Estado que debe tener el marco jurídico, que es la Constitución; y dentro de ella se encuentra lo que se considera la representatividad del Estado: un escudo nacional, una bandera y un himno. Bandera y escudo han sido esenciales en todas las culturas, desde Grecia y Roma.

¿Y qué papel juegan los monumentos?

Reflejan la historia de la nación. El Salvador del Mundo, por ejemplo —una plaza de dieciséis mil metros cuadrados incluyendo las calles de cuatro carriles que la rodean— es la más grande de América Central. Contiene, además, el símbolo de la nación y al mismo tiempo uno religioso. Los monumentos se vuelven parte de la vida de la ciudad, pero también parte del cerebro de los ciudadanos, que es lo más importante. Donde esté la figura del Salvador del Mundo, donde la veamos, sabemos que es nuestro país… probablemente sea el máximo símbolo monumental de nuestra identidad nacional.

Comentarios