• Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:14

Sucesos - Sentenciado a dos años de trabajos

FBI perfiló a comerciante de verduras como pedófilo y la justicia salvadoreña lo condenó

El vendedor de verduras en Santa Tecla es adicto a la pornografía infantil y algunos de los sitios web que visitó son administrados por el FBI como trampas para cazar a depredadores sexuales.

Pedofilo
FBI perfiló a comerciante de verduras como pedófilo y la justicia salvadoreña lo condenó

Un comerciante de verduras de Santa Tecla fue condenado a dos años de trabajo de utilidad por tener en su computadora pornografía infantil.

Según el detalle fiscal, José Luis López Hernández, fue detenido el pasado 5 de octubre de 2015 luego de que el FBI alertara a la unidad de delitos informáticos de la Policía Nacional Civil (PNC) sobre sus actividades ilícitas.

En el informe enviado desde los Estados Unidos se recomendó someter a vigilancia la IP 190.993.210 ya que desde esta computadora se tenía acceso a sitios con películas pornográficas de menores de edad.

La dirección cibernética proporcionada llevó a las autoridades hasta la casa de López, ubicada en la colonia San Bartolo del municipio de Tonacatepeque.

El peritaje al disco duro de la máquina determinó que Hernández accedía con frecuencia a diferentes sitios con pornografía infantil desde los cuales descargaba material.

Según lo detallado por peritos informáticos, varios de los sitios web que visitó el comerciante han sido diseñados por el Burós estadounidense para detectar a sujetos adictos a este tipo de material en diferentes partes del mundo.

Hernández fue capturado en horas de la madrugada cuando se encontraba durmiendo en la casa que comparte con sus padres. 

En dicho procedimiento se le decomisó una computadora y varias memorias USB con material pornográfico.

En su defensa el vendedor aceptó que fue un error el acceder a sitios con este tipo de material, pero que únicamente lo hizo por curiosidad. Esto en respuesta al testimonio de un elemento de la PNC que aseguró que el perfil de este era el de un pedófilo.

López también aseguró que nunca compartió con alguien más el contenido que descargaba y que mucho menos se le pasó por su mente producir material similar con menores del país.

El hombre de 33 años fue sentenciado a dos años de prisión que le fueron cambiados a trabajos de utilidad.

Este no es el primero ni único caso de personas adictas a la pornografía infantil que son llevadas a tribunales por acceder a este tipo de producciones, con ayuda del FBI.

Las autoridades salvadoreñas y estadounidenses tienen una permanente comunicación en este tema para combatir a los depredadores sexuales, ya que en muchos casos quienes ven este tipo de videos pasan a buscar víctimas reales, lo que deriva en violaciones.

El código penal de El Salvador castiga hasta con cinco años este tipo de conducta.

Comentarios