• Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:07

Sucesos - Apopa

FOTOS: Don Vicente, el anciano que hizo de un cementerio su hogar, de las tumbas su cama y de los muertos su compañía

El hombre de 72 años fue despedido de su trabajo por estar "viejito" y al no poder pagar el cuarto donde vivía lo corrieron. 

La historia de Don Vicente ha tocado el corazón de muchos habitantes de Apopa. Fotos cortesía Ángeles Urbanos.
La historia de Don Vicente ha tocado el corazón de muchos habitantes de Apopa. Fotos cortesía Ángeles Urbanos.
FOTOS: Don Vicente, el anciano que hizo de un cementerio su hogar, de las tumbas su cama y de los muertos su compañía

Hasta antes que la pandemia en El Salvador, don Vicente –un habitante de Apopa– vivía tranquilamente con lo poco que ganaba en una ladrillera; sin embargo, la vida le cambió cuando de un momento a otro lo despidieron.

Sorprendido, el hombre de 72 años pidió cuentas del por qué lo estaban despidiendo y la respuesta que tuvo fue “porque estaba muy viejito y ya no daba el ancho”.

Al quedarse sin una fuente de ingresos y sin poder conseguir otro trabajo, don Vicente ya no pudo seguir pagando el cuarto que alquilaba y los encargados lo corrieron. Al no tener un techo donde vivir, ni familiares –todos murieron– y sin poder tener contacto con sus hijos, este salvadoreño decidió por hacer de un cementerio en Apopa su hogar, de las tumbas su cama para descansar y de los muertos su única compañía.

¿Qué motivó a este hombre a quedarse a vivir en un cementerio?  Yessica Mc.Intyre, una comerciante y cabeza del grupo Ángeles Urbanos, comenta que el anciano lo único que buscaba era un lugar donde pudiera estar tranquilo, sin que nadie lo molestara o lo corrieran.

“Me dijo que fue el único lugar que encontró donde nadie lo iba a ir a sacar. Creo que lo que ha vivido en el cementerio ha sido algo muy duro”, dijo a El Salvador Times la ciudadana quien buscó la forma de cambiar esta situación.

Los muertos le dieron tranquilidad

Desde el momento en que se enteraron del caso, este grupo comenzó a gestionar ayuda hasta que lograron ubicarlo en un lugar donde le han proporcionado un techo, cama, alimentación y otros cuidos.

 “La verdad me conmovió el caso porque soy de las personas que creo que por muy bueno o malo que haya sido alguien en la vida uno tiene derecho a una segunda oportunidad”, expresó la ciudadana a este medio.

Pese a las incomodidades que a cualquier persona pudiera ocasionarle dormir sobre los muertos, don Vicente pasó nueves meses viviendo en el camposanto acompañando a los muertos, pues en el silencio sepulcral encontró la tranquilidad que en ese momento necesitaba.

Lo poco que se sabe de este ciudadano es que en la década del 90 sus padres murieron, al igual que sus hermanos y que por el momento no tiene contacto con sus dos hijos.

Olvidado por sus hijos

“Él dice que su familia está bajo tierra. Cuando murió su compañera de vida sus hijos también decidieron echarle tierra (se olvidaron de él). Cuando platico con él se pone a llorar, pero le da gracias a Dios por la ayuda”, detalló Mc.Intyre.

La joven comentó que durante los años que tienen como grupo solidario han visto muchos casos en que los padres en avanzada edad son abandonados, de ahí que parte de su trabajo como Ángeles Urbanos sea para ayudarlos, al igual que a niños en extrema pobreza.

Parte de las reflexiones que hace la joven al ver este tipo casos es que “Aunque ellos (padres) se hayan portado mal creo que todas las personas tienen derecho a un cambio, a una segunda oportunidad y a terminar el final de los días con una vida digna”.

Historia de Don Vicente que hizo de un cementerio su hogar Foto tomada de Ángeles Urbanos 3

Por nueve meses la única compañía que tuvo don Vicente fueron las tumbas. 

Historia de Don Vicente que hizo de un cementerio su hogar Foto tomada de Ángeles Urbanos 1

El hombre logró acomodarse en ese lugar, ahí también se resguardaba de la lluvia.

Historia de Don Vicente que hizo de un cementerio su hogar Foto tomada de Ángeles Urbanos 4

Pero llegó el día cuando se despediría de los muertos, la vida nuevamente le cambió.

Historia de Don Vicente que hizo de un cementerio su hogar Foto tomada de Ángeles Urbanos 5

Gracias a la gestión de Ángeles Urbanos don Vicente logró ubicarse en un lugar donde podrá descansar en paz. Fotos cortesía Ángeles Urbanos. 

Comentarios