• Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 08:36

Sucesos - Entrevista

Comandos de Salvamento: Después del robo de la ambulancia la gente nos mira con desconfianza

Autoridades de la institución explicaron que desde que delincuentes prófugos les robados uniformes con sus emblemas hay personas que los miran con desconfianza.  

Ambulancia comandos de salvamento Apopa 2
La ambulancia de la institución que fue robada por los delincuentes fue encontrada a dos kilómetros de la sede.
Comandos de Salvamento: Después del robo de la ambulancia la gente nos mira con desconfianza

Una semana ha pasado desde que 10 reos –uno ya murió– se fugaron de unas bartolinas policiales en Apopa y que en su prisa por escapar robaron de la sede de Comandos de Salvamento de esa localidad una ambulancia y amordazaron a dos socorristas, robándoles también uniformes.

Las autoridades policiales informaron en esa ocasión que entre los prófugos hay asesinos, violadores y extorsionistas y que muy probablemente se hagan pasar como miembros de la institución de socorro para cometer hechos delictivos en vista que los uniformes robados tienen emblemas de Comandos. 

El director ejecutivo de la institución de socorro, Roberto Cruz, conversó con El Salvador Times respecto a todas las implicaciones que como institución les ha generado este hecho.

¿Cómo le afecta al personal está situación?

La situación de las cosas que fueron robadas en Apopa: los cascos, los uniformes, las camisetas y las botas más los que tienen emblema de nosotros se le está pidiendo a la población que si ve gente sospechosa que andaba en las comunidades vestida de comando hablen a la Policía o al conmutador de nuestra institución (2133-0000) para que nosotros podamos hacer las indagaciones y enviar gente a ver si son personas que la institución ha acreditado.

La Policía también puede echar mano de pedirles a estas personas la identificación, porque cada uno de los elementos que porta un emblema de la institución porta su carnet. Los nuevos de la institución pasan cierto tiempo para que se les entregue un carnet oficial, aunque ellos tienen un provisional. Si no lo han sacado les pedimos que no porten ningún emblema de nosotros hasta que estén identificados con carnet de la institución.

Nos ha repercutido mucho, principalmente, en las emergencias por el Covid-19. Hay gente que nos ve mal, hay gente que nos insulta cuando vamos en la calle. Nosotros no les hacemos caso, no nos paramos para dar explicación de quiénes somos, pero si la autoridades nos paran y nos dicen algo sí tenemos que identificarnos y enseñar los documentos de ambulancia y de nosotros para evitar cualquier murmuración y garantizar el servicio humanitario que le damos a la población.

¿La ambulancia la encontraron dañada?

Está en buenas condiciones, así como se la llevaron así la dejaron. Fueron alrededor de dos kilómetros los que recorrió desde donde está la base de comandos de Apopa hasta el kilómetro 16 de la Troncal del Norte... ellos se cambiaron en el local del nosotros.

¿Tienen el detalle en términos económico cuánto fue lo que la institución perdió?

Lo que nosotros hicimos fue cuantificar las cosas que se habían robado, pero no le hemos puesto precio. Creo que oscila en $1,500 lo que se robaron, además de los celulares de los compañeros. El daño que cometieron las personas que se escaparon de las bartolinas para nosotros es un daño tremendo por la desconfianza a la que nos exponen con la población, nos han dañado la imagen como Comandos de Salvamento.

¿Cuán cerca está el local de Comandos de las bartolinas policiales de donde se escaparon los delincuentes?

Lo único que divide las bartolinas de la PNC de Apopa y Comandos es un pequeño muro. Supuestamente abrieron una parte del techo de las bartolinas y cayeron a la base de Comandos.

¿Han considerado mover la sede a otra zona que esté lejor de las oficinas de la Policía?

Tuvimos reunión la junta directiva de la institución y se tocó ese punto a fondo porque muchas de nuestras delegaciones nos lo informaban, en vista de la seguridad de los compañeros, no solamente de Apopa sino de las bases que son vecinos de la PNC.

Vamos a tener otra reunión con los delegados de Apopa y a ver todo este tipo de situaciones que se están dando para ver qué es lo que se puede hacer. Me comentaban que están poniendo un enrejado para evitar que cualquier persona, no solo los reos de la PNC, se quiera meter a la institución.

¿Qué medidas van a tomar para evitar que se vuelva a repetir este tipo de hechos?

Como esto nunca lo habíamos tenido, es primera vez que surge un problema como este, las medidas que se están buscando, primero, es la seguridad de nuestros elementos; segundo, implementar seguridad en las bases de Comandos, dotarlos de insumos como cámaras, monitoreo de la base central y de cada uno de los delegados en las bases.

Nosotros prestamos un servicio humanitario y lo hacemos sin restricciones para nadie; sin embargo, en la base central podemos estar expuestos a algo como eso, aunque la bartolinas de la Policía están lejos de la base puede venir cualquier loco a meterse, abrir los portones o capturar a cualquier elemento. Pueden pasar diferentes situaciones y cosas en la institución, por eso es que estamos pensando en ese tipo de medidas.

¿Considera que es un nuevo riesgo para el personal de la institución?

Claro, esta es una organización que le abre las puestas a todas las personas que necesitan la ayuda. No les andamos diciendo que por su carácter o por su forma de vestir no puede entrar, ellos entran y vienen por una curación, a inyecctarse, vienen a pasar consulta con los médicos de acá o vienen a pedir un traslado a cualquier centro asistencial. Vamos a ver qué medidas más vamos tomaremos para que los portones se mantengan cerrados, que haya un timbre y personas que se encarguen de abrir y cerrar el portón.

¿Estos será en todas las sedes o solo en Apopa?

Vamos a comenzar con la que fue dañada y vamos a seguir con todas las bases, primero con la San Salvador y hasta llegar a la última base.

¿Cuál es el estado de salud del personal que fue amordazado?

Pasar casos como estos donde uno es la víctima, donde uno es la persona a la que amordazan y la tiran al suelo... uno piensa que va a morir. ¿Imagínese que si hubieran sido señoritas las que estaban en la base? Estos tipos hubieran podido abusar de ellas, pero gracias a Dios fueron compañeros. No les pasó nada, físicamente están bien, estamos tratando la manera de ayudarles psicológicamente. Ellos estaban nerviosos, la forma de expresarse era lógico que necesitaban un tratamiento y eso es lo que ha hecho la institución

¿Cuánto tiempo pasaron amordazados?

De 25 minutos a media hora, con solo que a uno lo amordacen ya es un pánico que se siente al verse impotente ante aquellas personas.

Comentarios