• Diario Digital | viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 09:40

Sucesos - Caso de intolerancia

Habitante de la colonia Miramonte casi mata a empleado de Claro porque pensó que cortaría un árbol en su propiedad

El hombre, quien al ver al trabajador lo embistió con su vehículo, ahora tendrá que asistir a terapias para controlar la ira.

empleado claro
Fotografía de referencia
Habitante de la colonia Miramonte casi mata a empleado de Claro porque pensó que cortaría un árbol en su propiedad

Un habitante de la colonia Miramonte casi provocó la muerte de un empleado de la empresa Claro que realizaba trabajos de reparación en una línea telefónica en las afueras de su casa y pensó que pretendía cortar un árbol de su propiedad. Ahora, el atacante tendrá que asistir a terapias sicológicas para controlar la ira.

En un proceso judicial se determinó que Abelino José R. embistió con su vehículo a la víctima cuando lo encontró subido sobre una escalera cerca del árbol, esto porque estaba realizando labores para la compañía de telefonía.

Ayer, el juzgado Quinto de Paz de San Salvador le dictó medidas como asistir a terapias sicológicas para controlar la ira, no cambiar de domicilio y no acercarse al trabajador, todo esto durante los próximos dos años. Además, ordenó la suspensión condicional del procedimiento, es decir que si durante este periodo el imputado cumple las medidas del juez, el caso quedará cerrado.

"A talar el árbol has venido"

De acuerdo al expediente fiscal, la víctima, de 30 años, se desempeña como técnico en telefonía y llegó a la referida colonia la mañana del 4 de junio de 2016 para solventar un problema reportado por un cliente. El hombre, sin embargo, terminó en el hospital con severas lesiones.

Cuando Abelino José R. lo observó cerca de su casa lo increpó: "A talar el árbol venís".

Según el requerimiento fiscal, el hombre se identificó como empleado de Claro y le explicó el motivo de su presencia en el lugar.

- "Es que si a talar el árbol habías venido, te iba a matar", le volvió a inculpar.

Extrañado por la actitud y con temor, el decidió bajar de la escalera..

La víctima colocó un cono fluorescente de advertencia y ató una escalera al poste y fue entonces que se percató que un carro se aproximaba a él y lo arrolló.

El trabajador cayó al pavimento y antes de perder el conocimiento escuchó como una persona le recriminó a Abelino José R. por su acción. "Mire lo que le hizo al muchacho, ayúdelo", recuerda la víctima que fue el reclamo de un vecino.

"Usted no se meta, hijo de puta", fue la respuesta del  hombre, según la denuncia.

El siguiente recuerdo de la víctima se sitúa en el Seguro Social, donde se determinó que sufrió lesiones que tardaron 180 días en sanar "con tratamiento médico especializado".

Las medidas impuestas

El trabajador interpuso la denuncia el 13 de julio de 2016, inicialmente por el delito de homicidio agravado imperfecto o tentado, que tiene una pena de hasta 50 años de prisión.

El imputado enfrentó audiencia inicial en el juzgado quinto de paz de San Salvador, donde se cambió la tipificación del delito a lesiones graves y ordenó la suspensión condicional del procedimiento por dos años.

Además el juez ordenó que el imputado debe asistir a terapias psicológicas, no puede acercarse a la víctima ni cambiar de residencia o salir del país sin notificarle al juez.

Un juzgado de vigilancia supervisará que Abelino José R. cumpla con lo decretado por el juez, de lo contrario el caso seguirá el proceso normal y podría ser condenado con hasta 8 años de prisión.

LEA MÁS NOTICIAS DE SUCESOS AQUÍ

Comentarios