• Diario Digital | viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 10:58

Sucesos - Seguirá proceso en prisión

“Cómo van a creer que yo he matado a alguien, si ando tres lesiones de bala”

El sujeto, acusado de matar a un vigilante la semana pasada en el centro de San Salvador, asegura que ese mismo día fue asaltado y fue herido de bala, por lo que no pudo haber sido él quien disparó contra la víctima.

WhatsApp Image 2017-03-20 at 3.11.34 PM
Kevin Ramsés Moreno es el único implicado en los asesinatos ocurridos en el centro de San Salvador que seguirá el proceso en prisión.
“Cómo van a creer que yo he matado a alguien, si ando tres lesiones de bala”

Kevin Ramsés Moreno, de 18 años, es el único implicado en los asesinatos ocurridos en el centro de San Salvador que seguirá el proceso en prisión. Tiene tres disparos de bala en el cuerpo y asegura que no fue herido en el ataque, sino en un asalto del que fue víctima ese mismo día.

La Fiscalía General de la República (FGR) sostiene que este sujeto fue quien disparó al vigilante que murió el miércoles de la semana pasada en un ataque en el centro capitalino y quien atentó contra otro agente de seguridad, quien está hospitalizado por heridas de gravedad.

Moreno aseguró a la prensa que era "ilógico" que él hubiera participado en esos hechos. Aseguró que ese mismo día fue asaltado en un microbús de la ruta 38 A, a la altura del kilómetro 7 de la Troncal del Norte, cuando volvía de recoger un dinero producto de un trabajo que realizó como auxiliar de albañilería. "Fui ahí por San Marcos a recoger $65 que me debía el jefe", expuso. 

Agregó que en ese asalto le quitaron hasta los documentos y por haberse resistido a entregar las cosas le habrían dado tres disparos, dos en el pie y uno en el pecho. "A mí me inculpan, yo ando tres heridas de bala dicen que que yo he matado un ser vivo, dicen que yo he matado. Cómo va creer que yo voy a matar a alguien y ando herido de bala y me le voy a correr. Es mentira", dijo Moreno en su defensa. 

El imputado explicó que habría buscado atención médica en el hospital de San Bartolo, pero debido a la gravedad del disparo en el pecho lo habían mandado al Hospital Rosales en San Salvador. Manifestó que se trasladaba en un taxi cuando a pocas cuadras fue capturado por la Policía.

Según el dictamen fiscal, hay dos testigos bajo régimen de protección que vinculan directamente a Moreno. La investigación asegura que el joven es miembro de la pandilla que opera en esa zona del centro y que habría sido el que disparó en contra de los vigilantes. Aunque el sujeto negó todo.

Moreno dice que desde hace tres meses ya no trabaja en el centro capitalino, pues antes se dedicaba a vender cinchos, pero debido a que acaba de ser papá buscó una mejor forma de ganarse la vida.

"A mí, aquí me están confundiendo, me están perfilando en algo que no hice", declaró a la prensa al salir de la audiencia inicial en contra de siete personas vinculadas a esta matanza.

Aclaración

LEA MÁS NOTICIAS POLÍTICAS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Comentarios