• Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:11

Sucesos

Israel Ticas sobre policía asesinado: "Me ayudó a llevar calma y cerrar ciclos de duelo de muchas madres que perdieron a sus familiares"

El criminalista detalló que, junto al policía asesinado, trabajaron 20 caso de cuerpos de personas asesinadas o inhumadas en cementerios clandestinos. 

Policía asesinado
Foto PNC.
Israel Ticas sobre policía asesinado: "Me ayudó a llevar calma y cerrar ciclos de duelo de muchas madres que perdieron a sus familiares"

El criminalista forense de la Fiscalía General de la República (FGR), Israel Ticas, lamentó de manera particular el asesinato del agente policial, Mauricio Antonio Jordán Martínez, muerto el martes en la noche en Santa Ana.

"Me ayudó a llevar calma y a cerrar ciclos de duelos de madres que perdieron a sus familiares", expresó Ticas quien detalló que tenía 18 años de conocerlo.

Ticas lo describe como una personas callada; seria; bien portado: "Agarraba la piocha y la pala para ayudarme en las excavaciones", dijo.

Su misión era la de recolector evidencias para documentar la escena. También, fungía como planimetrista para fijar las evidencias de los cadáveres en fosas clandestinas.

Posteriormente, en su oficina, iba a procesar y hacer álbumes fotográficos o generaba planos para entregar, a través de la cadena de custodia, la evidencia que recogía en las escenas.

"Como persona, era gran amigo y colaborador; siempre me echaba la mano. Me ayudó a buscar cuerpos de personas desaparecidas", manifestó.

El criminalista detalló que junto al agente asesinado trabajaron 20 caso de cuerpos de personas asesinadas o inhumadas en cementerios clandestinos.

"Me he sentido mal. El hecho, la forma que murió, no merecía morir así; era un verdadero ser humano y amigo", expresó Ticas.

Jordán Martínez, de 37 años, fue asesinado a balazos en el cantón San Jacinto del municipio de Coatepeque en Santa Ana.

Trabajaba en Inspecciones Oculares y estaba destacado en la subdelegación de la Policía de Quezaltepeque.

Comentarios