• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 13:19

Sucesos - Carretera a Quezaltepeque

Javier Cristiani, arquitecto y ciclista, impulsó la construcción del parque Bicentenario

Fue regidor suplente del Consejo Municipal de Norman Quijano en su primer y segundo período en la municipalidad. En el año 2009 le tocó ser alcalde en funciones

Javier Alfredo Cristiani Llach 3
Javier Cristiani, como alcalde en funciones, durante el lanzamiento del programa de prevención de VIH/SIDA en 2009.
Javier Cristiani, arquitecto y ciclista, impulsó la construcción del parque Bicentenario

Javier Alfredo Cristiani Llach era el segundo de tres los hijos del expresidente de la República Alfredo Cristiani y su esposa, Margarita Llach. Arquitecto de profesión, fue concejal de la alcaldía de San Salvador desde donde impulsó la creación del parque Bicentenario. Familiares y amigos lamentaron su trágica muerte, luego de ser arrollado por una rastra en carretera a Quezaltepeque.

El expresidente del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) de ARENA, Jorge Velado, recordó que Cristiani Llach fue parte del concejo de San Salvador desde el 2009 y bajo la administración del ahora presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano. Además, destacó su sencillez.

“Era un hombre sencillo, con muchos valores familiares, tenía una familia linda, era un padre dedicado a sus hijos, a su esposa; un hijo muy amoroso con su papá y con doña Margarita. Era deportista”, detalló.

Cristiani Llach tenía afición al ciclismo, de hecho lo estaba practicando al momento del percance.

En su tiempo como concejal de la comuna capitalina, de la que llegó a ser alcalde en funciones en más de una ocasión, los empleados le recuerdan como una persona sencilla, dedicada a su trabajo y que tuvo un rol importante para impulsar la construcción del Parque Bicentenario, ubicado a un costado de la avenida Jerusalén.

Jeannette Palacios, diputada suplente de la Asamblea Legislativa, formó parte del equipo de trabajo de la municipalidad en esa época; relató la humildad de Cristiani Llach y su manera de ser con todos los trabajadores de la alcaldía.

“Lo que lo caracterizaba con todos nosotros era su sencillez y humildad, es lo que siempre le admiramos, un hombre educado desde que entraba a las reuniones, era cordial. Los principales aportes que dio en la municipalidad fue en el tema de la recuperación de espacios públicos, pero uno de los proyectos más importantes que apoyó fue el parque Bicentenario”, manifestó Palacios a El Salvador Times.

Alcalde en funciones y arquitecto de profesión

Javier Cristiani trabajó como arquitecto independiente desde 2002 cuando abrió Hemisferios, una empresa especializada en diseño arquitectónico y mobiliario.

Realizó sus estudios en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans. Tenía posgrados del Departamento de Diseño Industrial en Parsons School of Desing, Nueva York, donde se especializó en Diseño de Mobiliario.

En 2005, formó parte de la directiva de la Bolsa de Valores de El Salvador como su director suplente, cargo que ostentó hasta 2008.

También fue regidor suplente del Concejo Municipal de Norman Quijano en su primer y segundo período. Para el 2009 fue alcalde en funciones en un evento de prevención del VIH/SIDA.

“El VIH/SIDA no reconoce edades, no reconoce condiciones sociales, ni profesiones, no es cosa de niños, es una enfermedad bastante seria, una enfermedad que todos debemos conocer, pero sobre todo prevenir”, fue parte de su discurso de aquella ocasión.

Javier Alfredo Cristiani Llach 1

Un año después, en el 2010, fundó la empresa Marka Moderna, con la que se dedicó a la fabricación de muebles, luego de tres años de operar, su trabajo y el de su compañía fue reconocido y galardonado en Estados Unidos durante la Feria Mundial del Mueble Contemporáneo.

Su vida como profesional

La calidad de su trabajo encontró receptividad en las páginas de revistas internacionales especializadas en este sector como Wallpaper y Home Miami, así como en el New York Times.

Participó en ferias de diseño contemporáneo con sus líneas de mobiliario, cuyos resultados se traducen en ventas para el W Hotel, en Hoboken, NJ, diseñadores de interiores y clientes particulares.

Su presencia en escenarios internacionales de la arquitectura y el diseño deriva de su experimentación con las propuestas modernas y de la perspectiva que propone en cada obra.

Comentarios