• Diario Digital | lunes, 20 de mayo de 2024
  • Actualizado 12:49

Sucesos - El Porvenir, Santa Ana

Jeremías quería ser mecánico, pero murió a manos de pandilleros drogados

"Era un niño inteligente pero le quitaron su sueños de ser mecánico", expresó un familiar donde ocurrió el crimen.

Jeremías2
Imagen con mosaico de Jeremías, de 12 años quien fue asesinado por pandilleros.
Jeremías quería ser mecánico, pero murió a manos de pandilleros drogados

Jeremías tenía apenas 12 años cuando fue asesinado de un balazo en el cuello, a las 6:30 de la tarde de aquél amargo lunes en la colonia Santa Rita, cerca de la hacienda Singüil, en El Porvenir, Santa Ana.

Según la Policía Nacional Civil (PNC), los criminales que cometieron el homicidio fueron dos pandilleros que se trasladaban en una motocicleta y andaban endrogados.

El niño estudiaba segundo grado, quería ser mecánico cuando fuera grande e incluso estaba aprendiendo a manejar vehículos, narraron unos familiares.

“Era un niño inteligente, pero le quitaron su sueños de ser mecánico”, dice un familiar que vive cerca de donde ocurrió el crimen.

El menor estaba estacionando un vehículo tipo pick up en un predio de la vivienda donde residía con su familia cuando uno de los pandilleros se bajó de la moto y le disparó. El cadáver infantil quedó dentro del carro.

Una fuente de la PNC dijo a El Salvador Times que el pandillero que le disparó andaba tan drogado que hasta una balacera realizó para cometer el crimen. “Cada vez que van a cometer un crimen están bajo los efectos de las drogas”, explicó.

Las autoridades aún no han reportado capturas por el asesinato del menor, sin embargo el caso está en vías de investigación.

La zona es acechada y asediada por pandilleros de las MS-13, informó la Policía.

Comentarios