• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 12:31

Sucesos - Seguridad del país

Ministro de Justicia: “El acierto más importante es haber cambiado la forma de combatir la criminalidad”

Se ha tenido un paso importante en la parte preventiva porque en cada municipio del país ya hay un abordaje más integral de acuerdo a los diferentes componentes que tiene el Plan El Salvador Seguro

ministro de seguridad
Ministro de Justicia: “El acierto más importante es haber cambiado la forma de combatir la criminalidad”

El actual Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, hizo un análisis del trabajo realizado durante su gestión al frente de esa cartera de Estado.

Repasó sobre los aciertos y desaciertos en su administración, estrategias en la reducción de homicidios, el caso Carla Ayala y personas desaparecidas.

El ministro de Justicia conversó con El Salvador Times para hablar sobre estos temas de los cuales considera hubo cambios importantes en lo que respecta a la seguridad del país.

¿Cuáles han sido los aciertos y desaciertos específicos durante su gestión?

Considero que el acierto más importante es haber hecho un cambio en la forma de abordar el combate a la criminalidad, hacia una ruta más integral de no sólo limitarnos a la parte de control y represión, sino también a través del trabajo preventivo de atención a víctimas y el trabajo de rehabilitación.

Se ha tenido un paso importante en la parte preventiva porque en cada municipio del país ya hay un abordaje más integral de acuerdo a los diferentes componentes que tiene el Plan El Salvador Seguro, con los programas educativos, oportunidades de empleo, apoyo de proyectos de espacios públicos para jóvenes.

Otro acierto fue el cambio, al inicio del presente Gobierno, sobre la estrategia de investigación que llevó abordar desde el punto de la intelectualidad y las finanzas; además de la rehabilitación, ya que ha permitido en un poco tiempo impulsar programas que como meta final se tiene la reinserción de personas que están privadas de libertad para que cuando salgan de los penales no reincidan en más delitos.

También la reforma institucional con toda una serie de cambios en las instituciones sobre todo de la Policía, la Dirección General de Centros Penales (DGCP) así como un mayor uso de la tecnología como por ejemplo el nuevo Sistema de Emergencias 911, el nuevo sistema de videovigilancia y controles con tecnología en las diferentes penitenciarías del país.

¿Será el aumento de homicidios en los cinco años de gestión un desacierto?

Si se ven las tendencias en los distintos períodos presidenciales y si nos basamos en datos, vamos a ver dos situaciones claras. Los períodos donde hubo una tendencia a la reducción son en la del presidente Mauricio Funes en donde casi al final de su período a partir del 2012 en el que inició el período de tregua hubo una reducción fuerte de los homicidios en un año.

Si nos vamos a las evidencias o datos, podemos encontrar que después de firmados los acuerdos de paz, es en la presente administración en donde hay una tendencia clara en la baja de los homicidios en un 20% cada año. Hubo reducción de homicidios de casi 1,300 por año la cual llegó entre los años 2016 y 2017.

En ese período se pasó de 6,600 homicidios a 5,280, luego a 3,390 y después a 3,300. Arrancamos con una tasa de 100 asesinatos por cada 100 mil habitantes que era de 103 y llegamos a una de 50.

¿A qué estrategias claras o específicas se debe la baja en los homicidios?

La baja en los homicidios se obtiene por haber hecho un abordaje más integral en el tema de la violencia.

¿Qué tipo de abordaje?

En el pasado únicamente respondíamos con represión, la cual hoy no se ha detenido, pero hubo trabajo preventivo y organizativo en las comunidades y municipios en el marco del Plan El Salvador Seguro que se mantuvo desde el primer año y que conserva una tendencia clara de que los homicidios van disminuyendo.

A partir de enero del 2016 ya empezaban a bajar los homicidios, pero es en abril donde hay más reducción, mes en el cual dan inicio las medidas extraordinarias, que fue otro esfuerzo estratégico que contribuyó de una forma clara para que se tuviera la disminución.

¿Sobre el caso Carla Ayala, qué es lo nuevo sobre la ubicación del "Sámurai"?

El caso se logró resolver porque se llegó a una verdad y a la captura de la mayoría de los autores y no así la del principal autor directo y el objetivo más importante; sin embargo todos los demás sujetos se detuvieron, algunos incluso fueron favorecidos con medidas sustitutivas a la detención, pero eso no implica que no estén siendo procesados por ello. Lamentablemente la captura del autor principal no se ha podido llevar a cabo.

Qué pasa con los casos de personas desaparecidas?

Hay casos de personas que son privadas de libertad de forma violenta y que esos cadáveres son localizados horas o días después, por lo tanto aunque son la minoría hay que darles importancia.

La situación sigue estando, en la cual la mayoría de las personas reportadas como desaparecidas se logran localizar ilesas, incluso se constata que no hubo ningún delito.

¿Qué porcentajes de personas desaparecidas manejan como Ministerio de Justicia?

Aproximadamente es un 10% de las personas reportadas como desaparecidas han sido víctimas de algún delito.

¿Y las víctimas que localizan?

Son la inmensa mayoría, todos los casos que se dan en un año, más o menos el 50% es el que la Policía logra concluir efectivamente, la otra mitad son casos que se quedan en condición porque no hay una información preliminar. Es bastante común por ejemplo, cuando se reciben personas retornadas desde los Estados Unidos o México, salen casos allí de gente que en su momento fueron reportados como desaparecidos.

De todos los casos que son reportados en un año, la Policía logra cerrar la mitad del círculo, es decir iniciar y finalizar los casos exitosamente y de esos que se logran resolver, la mayoría han sido personas localizadas o rescatadas con vida. 

Un 10% de las personas que desaparecen y son rescatadas han sido víctimas de algún delito, y de ese porcentaje un 4% a 6% cada año son aquellas que se localizan ya fallecidas.

¿Serán los casos de desaparecidos un problema que deberán enfrentar las nuevas autoridades de Justicia?

Por el momento se ha logrado avanzar en una mejor organización, pero al capacitar mejor a la gente y tener nuevos procedimientos se puede mejorar de cara al futuro sin duda. No obstante, la situación sigue siendo multicausal y sólo del área de Seguridad no se podrá atender el problema, si no se toman en cuenta toda una serie de instituciones que también tienen que ver con eso.

Comentarios