• Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

Sucesos

Pugna intestina entre cabecillas de la pandilla 18 provocó la matanza de San Martín

Se habla de que una de las mujeres asesinadas tenía un grado de liderazgo en el grupo delincuencial.

WhatsApp Image 2017-03-15 at 10.20.26 PM (1)
Pugna intestina entre cabecillas de la pandilla 18 provocó la matanza de San Martín

La línea de investigación que sigue la Policía Nacional Civil (PNC) en relación a los cuatro homicidios ocurridos la noche del miércoles en San Martín es la riña entre dos cabecillas de la pandilla 18, entre ellos, una mujer encargada de actividades logísticas en la estructura criminal, informó el director de la corporación Howard Cotto.

"En ocasiones, el hecho que las mujeres realicen actividades logísticas, puede ser el motivo para que sean asesinadas", explicó Cotto, que señaló que esa es la línea de investigación principal del caso.

El funcionario explicó que los hechos iniciaron cuando un grupo de pandilleros llegó, en un vehículo, a la Comunidad Anémona con la misión de asesinar a cuatro mujeres: dos madres y sus respectivas hijas.

En el lugar, murieron tres mujeres; mientras que la hija de una de estas falleció en el hospital de San Bartolo donde ingresó gravemente herida.

Dos de las cuatro mujeres tenían antecedentes penales; una por agrupaciones ilícitas y la otra por tenencia y portación o conducción ilegal de armas de fuego.

Los asesinos mordieron el polvo

La Policía explicó que, en su escapada por la carretera, los asesinos fueron acorralados por las unidades territoriales del cuerpo de seguridad, que fueron alertadas del hecho: "Lograron bloquear la salida de los malhechores, pero cuando les mandaron el alto; los pandilleros abrieron fuego contra los policías", explicó Cotto.

En ese punto, se unió el Grupo de Reacción Policial (GRP) que logró neutralizar a los seis pandilleros; entre ellos, el cabecilla de la pandilla 18 Sureños de San Martín, conocido por el alias de "Capo", sobre quien pesaban seis órdenes de capturas.

El "Capo" quedó en el asiento del copiloto del vehículo. 

"Tenemos fuertes indicios que este mismo sujeto participó en el homicidio de un compañero nuestro destacado en la Oficina de Atención Ciudadana (ODAC) en 2016", explicó el director.

Otros cuatro delincuentes quedaron entre los asientos de atrás y del conductor, mientras que uno más logró bajarse del carro y cruzar la carretera. Las balas de la Policía lo alcanzaron y falleció.

La Policía se incautó cinco armas de fuego a las que se les deben hacer los análisis de laboratorio para corroborar científicamente que fueron ocupadas en el asesinato de las mujeres.
 

Comentarios