• Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:07

Sucesos - Historias Humanas

"Muchos policías disparamos con nuestra propia munición y ponemos de nuestra bolsa; yo practico con árboles y latas"

Sebastián es un agente que hace lo posible por estar acorde a las exigencias como policía, durante una entrevista con El Salvador Times relató las dificultades que pasa para estar a tono y las expectativas con las nuevas autoridades.

policias
Imagen de referencia
"Muchos policías disparamos con nuestra propia munición y ponemos de nuestra bolsa; yo practico con árboles y latas"

Nadie se imaginaría la forma cómo Sebastián (nombre cambiado por seguridad), un agente con más de dos décadas de formar parte de la Policía Nacional Civil (PNC), se entrena para el combate de la delincuencia y para llevarle tranquilidad a la población.

Dada su trayectoria en la institución policial, este agente ha logrado con el tiempo afinar su puntería de una forma muy peculiar, al estilo de las películas del viejo oeste; es decir, practicando con latas de gaseosas, palos de mango, aguacates, botellas y hasta paredones para mantenerse activo.

¿Por qué lo hace de esa forma? 

Sebastián relató a El Salvador Times que desde hace muchos meses no asiste a un polígono de tiro debido a que los cursos que impartían instructores del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) no volvieron desde que fue disuelta esa unidad élite.

No obstante, aseguró que agentes de la Sección Táctica Operativa (STO); Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) conocidos como Jaguares y Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) sí realizan prácticas continuas en polígonos de tiro.

Comentó que en la actualidad a muchos policías de seguridad pública destacados en delegaciones, subdelegaciones y puestos policiales no les están brindando ese tipo de entrenamiento.

“El policía dispara y no sabe a dónde está disparando. Aquí muchos policías blanqueamos (practicar al blanco) con nuestra propia munición y ponemos de nuestra bolsa para mantenernos activos”, manifestó.

“Yo practico con mi arma en árboles, paredones de tierra, botellas de vidrio de licor, latas de gaseosa”, detalló el agente.

Gasta hasta $30 de su bolsillo para munición

Sebastián dijo a este medio que a los policías les dan una pistola con dos cargadores, y cada uno agarra 15 balas; sin embargo, aclaró que si anda cargadores extras es porque él los compra de con sus limitados recursos, al igual que la munición.

“Cuando yo pido munición tengo que hacerlo con un documento para justificar del por qué he disparado… El jefe pide un informe completo a uno”, mencionó sobre los controles.

Para realizar sus prácticas de tiro compra munición para su pistola, en promedio gasta hasta $30.

“Nunca me he visto en una situación de peligro, ya sea en bus o en carro… Un peligro latente nunca lo he tenido, soy católico y le tengo mucha fe a Dios”, confesó.

Algo que le causa mucha satisfacción es ver a su familia cuando tiene días libres, pues dice que no sabe en un momento determinado (dada la situación de la delincuencia) ya no regresará.

“Cuando hubo ataques contra policías mi esposa me llamó y dijo: ´Quiero oírte, te quiero, te amo, no sé que haría sin ti mi amor”, reveló Sebastián.

Tienen buenas expectativas para logra un ascenso

El experimentado agente espera que con el gobierno del Presidente Nayib Bukele hayan más oportunidades de ascenso dentro de la corporación, ya sea para los que tienen experiencia como para los nuevos que van entrando, pero que no tienen un título profesional.

Desde su punto de vista, lo importante es no quedarse estancado, pues aseguró que su aspiración es ascender para tener un mejor salario, mejores calidad de vida para él su su familia.

Confesó que cuando un agente asciende a cabo gana $640 mensual, mientras que un sargento devenga $700, un incentivo que dado el costo de la vida no le caería mal a cientos de agentes que esperan ser ascendidos, al igual que él. 

“Espero que el nuevo gobierno trate de dar una remuneración digna a la Policía, porque no es justo que todo el tiempo lleguen gobernantes y nos den un sueldo de miseria”, finalizó.

Comentarios