• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 13:21

Sucesos - Inmueble tiene bandera amarrilla

Demandan por $32 mil a constructora que hizo edificio anexo del Hospital Bloom


El Ministerio de Salud licitó esta obra en 2011 y la empresa que la ganó dejó varada la obra, por lo que una aseguradora recontrató a otra empresa que se presume ocasionó daños moderados a una casa.

Anexo hospital Bloom
Anexo del Hospital Nacional Benjamín Bloom, donde se realiza la consulta externa, fue inaugurado en abril de 2014.
Demandan por $32 mil a constructora que hizo edificio anexo del Hospital Bloom

Una vivienda que colinda con el anexo del Hospital de Niños Benjamín Bloom resultó con daños moderados luego de terminada la obra en 2014, por esa razón, su propietaria ha pedido una compensación económica por $32,298.58, que es la cantidad estimada por los daños.

Este caso está siendo ventilado en el Tribunal Primero de Sentencia, luego de que Mayra G., propietaria del inmueble en la colonia 17 de Mayo de esta capital, interpusiera una demanda el 29 de enero de 2014 por daños en su vivienda. Según expuso, estos habrían sido provocados por una construcción colindante.

La propietaria asegura que su casa, conforme se desarrollaba la construcción del anexo del hospital, fue presentando algunas grietas en la pared, en tuberías y en el suelo. Buscó a las empresas encargadas y a la alcaldía de San Salvador y no obtuvo respuesta.

Según se expuso en la vista pública, el Ministerio de Salud (MINSAL) contrató en 2011, a través de licitación pública, a la empresa constructora Simán S.A. de C.V. para la realización de la obra. El contrato de construcción fue firmado por un monto de $6,444,467.49 a favor de la empresa.

Sin embargo, la empresa dejó la obra sin concluir, por lo que la empresa aseguradora, con la que Simán S.A. de C.V tenía la fianza, tuvo que asumir la construcción. En ese sentido, subcontrató a la empresa constructora Sintec S.A. de C.V. que terminó por finalizar la obra.

Como encargada y coordinadora de la obra, el MINSAL nombró a Eleonora N., quien es la responsable por cualquier omisión o negligencia en la obra. Por esa razón, Mayra G. está acusando tanto a Eleonora N. como al representante de la empresa aseguradora Pedro S.

Según la víctima, los profesionales de la construcción habrían actuado con irresponsabilidad y con dolo al cambiar el diseño de la obra y realizar una excavación de manera más profunda, que terminó afectando la vivienda de la señora.

El inmueble, según los últimos peritajes, presenta daños moderados, por lo que incluso se ha declarado con bandera amarilla; es decir, que se puede usar con restricciones.  

Faltan permisos

La Fiscalía y la querella han señalado que la empresa debió pedir un permiso ante el Consejo de Alcaldes y la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS-OPAMSS), pues según la ley se debió pedir una autorización para cualquier cambio del diseño.

No obstante, entre las pruebas, se demostró que la Oficina de Información Pública de esa institución hizo constar que no hubo ningún permiso para el cambio del diseño para construir el anexo del Hospital Benjamín Bloom.

Para la Fiscalía, esta es prueba contundente de que hubo una violación a la ley y a su criterio, en este caso, se habría cometido el delito de infracción a reglas de seguridad, que tiene una pena de uno a tres años y una multa de 30 a 50 días.

A su criterio, la falta de estos permisos habría derivado en que la obra no cumpliera con las normas de seguridad y habría provocado que se dañara el inmueble, poniendo en peligro la vida de las personas y generaddo un grave daño a la propiedad privada.

La defensa pidió que se cambiara el delito y se estima que los imputados habían cometido delitos culposos de peligro común, porque estos prescriben mucho más rápido.

El juez dio a conocer que por la complejidad del caso la vista pública se dará a conocer este jueves.

Comentarios