• Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Durante entrevista

“La mujer llega golpeada y pone la denuncia, pero en 48 horas desiste porque el hombre pide perdón”, dice la Fiscalía

En 2018 la Fiscalía contabilizó 385 feminicidios. Hasta septiembre de este año la cifra es de 162, una reducción significativa, pero la violencia sigue siendo alarmante, según el Ministerio Público.
Violencia a la mujer
Imagen de referencia.
“La mujer llega golpeada y pone la denuncia, pero en 48 horas desiste porque el hombre pide perdón”, dice la Fiscalía

La Fiscalía General de la República (FGR) reporta una baja significativa en los feminicidios en comparación al 2018, sin embargo asegura que la violencia contra la mujer sigue siendo alarmante y le impide llevar a los tribunales a sus compañeros de vida, novios o esposos.

En 2018, hubo varias semanas consecutivas de mujeres que fueron asesinadas por sus compañeros de vida, la Fiscalía contabilizó al cierre de ese año 385 feminicidios. Hasta septiembre de este año la cifra es de 162, una reducción significativa, pero la violencia sigue siendo alarmante, según el Ministerio Público.

La Fiscal Especial contra Feminicidios, Graciela Sagastume, explicó que muchas mujeres siguen sometidas en el ciclo de violencia, se deciden dar el paso y denunciar pero terminan retirando los casos.

“No es problema de carácter, sino los efectos del ciclo de violencia, porque el ciclo está desde que se inicia la relación y empieza a tener agresiones constantes —llega el momento en que se da una agresión que es detonante, una agresión fuerte”, dijo en la entrevista radial de YSKL.

Graciela Sagastume agregó que cuando el novio, compañero de vida o esposo comete esa agresión detonante, por lo general las víctimas deciden interponer las denuncias o soportarlo y continuar en el ciclo de violencia.

 “Suelen suceder dos cosas, que vaya y busque ayuda y la otra es que permanezca en el ciclo y después se viene esa etapa de luna de miel o reconciliación donde el hombre agresor, se da cuenta y empieza a bajar su agresión, pide disculpas e inicia el ciclo.”, dijo.

Sagastume siguió explicando; “Cuando la mujer logra y dice yo voy a poner la denuncia, llega, la interpone y dice qué le pasó, muchas veces llega golpeada, se manda a hacer los peritajes. Pero, ¿Qué sucede?, pasadas 24 o 48 horas ella quiere desistir de la denuncia, ¿por qué? porque el hombre le está pidiendo perdón, porque le dice que no va a volver a suceder”.

La Fiscal tildó de “habitual”, que la mujer denuncie y que no quiera continuar con el proceso y esto, dijo, es un efecto del ciclo de violencia, donde sino se rompe puede culminar siendo víctima de un feminicidio.

¿Qué pasa cuando la víctima ya no quiere denunciar?

Sin la colaboración de la víctima, el proceso se le complica a la Fiscalía, media vez no se haya emitido una orden de captura, deben acatar la ley y hacer un archivo administrativo del caso.

El artículo 293 del Código Procesal Penal manda a la FGR a hacer un archivo administrativo del proceso, pero mantenerlo listo esperando el momento en que la afectada decida continuar con la denuncia.

“Si no se tienen detenciones, el expediente está ahí, se documenta que se le ha citado y que ella no ha querido participar y se procede al archivo administrativo, pero si la víctima regresa y dice que quiere continuar se reapertura ese expediente y se sigue con las investigaciones”, detalló.

Sagastume dijo que en casos de acoso sexual, la Fiscalía puede iniciar investigaciones de oficio, pues es un delito de acción pública pero no suelen avanzar cuando la víctima no quiere denunciar porque no hay manera de saber los hechos con exactitud.

“No podemos crear, sin el dicho de nuestra víctima, una acusación. Se han hecho en algunos casos por publicaciones en redes sociales, notas periodísticas… pero muchas veces no logramos contactar por el mismo fenómeno del miedo”, explicó.

La institución está impulsado una campaña, bajo el hashtag de #QueElMiedoNoTeCalle con la intención de que la mujer pueda salir de la violencia y confiar en la FGR. 

Comentarios