• Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 03:09

Sucesos - DESAPARECIDA

Mujer que regresaba de trabajar, pese a resistirse fue raptada por hombres vestidos de negro y con gorros navarone

De acuerdo al relato de una familiar, la mujer se forcejeó y luchó con los sujetos para evitar que fuera raptada, pero ambos la golpearon y la metieron rápidamente a un vehículo color negro.

Mujer que regresaba de trabajar, pese a resistirse fue raptada por hombres vestidos de negro y con gorros navarone

Una mujer que regresaba de trabajar, pese a resistirse fue raptada por dos hombres vestidos de negro y cubiertos con gorros navarone en el cantón Jocote Dulce, municipio de Ozatlán en el departamento de Usulután.

La víctima es Karina del Carmen Renderos Díaz, de 23 años de edad quien fue privada de libertad el miércoles 23 de mayo a las 3:00 de la tarde, según lo informó una familiar a El Salvador Times.

Renderos, que trabaja en un chalet a la orilla de la carretera en Ozatlán, había terminado su jornada laboral y se dirigía caminando a su casa, cuando fue interceptada por un vehículo del cual salieron dos sujetos con ropas oscuras quienes se dirigieron a ella y la tomaron a la fuerza de los brazos para introducirla al automotor.

De acuerdo al relato de la familiar, la mujer se forcejeó y luchó con los sujetos para evitar que fuera raptada, pero ambos la golpearon y la metieron rápidamente a un vehículo color negro.

Junto a ella iba una señora y otras personas que al ver lo sucedido intentaron evitar que se llevaran a la joven, pero no pudieron evitar que fuera raptada.

La familiar, quien se encontraba muy desconsolada por lo sucedido, sostuvo que Renderos entra a trabajar al chalet de lunes a sábado de 6:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. 

"No sabemos nada de ella, nunca nos comentó que tuviera problemas con alguien o que hubiese sido amenazada", dijo la familiar.

La denuncia fue interpuesta en la Policía Nacional Civil (PNC) el mismo día en que la joven fue privada de libertad. "La hemos andado buscando por todo el cañal de acá pero no la hemos encontrado", explicó.

Con esposo y dos hijos

La joven está casada y tiene dos hijos de 1 y 7 años de edad, el esposo de ella a raíz de lo sucedido no quiere ni comer por la preocupación y los niños preguntan que donde está su madre, contó la familiar a este medio.

"Pedimos a las autoridades que nos ayuden a buscarla, estamos desesperados y queremos una respuesta como sea y de donde sea".

"Ella es una persona honesta que se dedica a su esposo y a su trabajo", expresó de forma muy preocupada la familiar.

Aseguró que después de que les avisaron que ella fue privada de libertad, le llamaron a su número celular pero nadie lo respondió y tampoco ha recibido llamadas.

Si alguien ha visto a la joven o tienen información sobre su paradero, se pueden comunicar con la familia al teléfono 7875-4551.

Comentarios