• Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 09:08

Sucesos - Descuido de padres

Niño de 10 años pierde su mano derecha por la explosión de un mortero durante festividades de Noche Buena en La Paz

La Fiscalía General de la República (FGR) hace un recordatorio que los padres o responsables de un menor pueden ser condenados a tres años de cárcel sis su hijos resultan lesionados al manipular pólvora, según el artículo 199 del Código Penal.

niños quemados
Imagen de referencia
Niño de 10 años pierde su mano derecha por la explosión de un mortero durante festividades de Noche Buena en La Paz

Un niño de 10 años perdió la mano derecha al explotarle un mortero durante las festividades de Noche Buena en el municipio de San Luis La Herradura, La Paz.

El menor fue identificado como Marvín G., y el hecho ocurrió aproximadamente las 10:00 de la noche del 24 de diciembre.

El director del hospital de niños Benjamín Bloom, Álvaro Salgado, relató lo que los padres de familia del niño contaron que el menor se encontraba dentro de la casa y que él no había comprado pólvora ni tampoco la estaba manipulando.

Sin embargo, alguien de manera imprudente lanzó un mortero a la casa donde se encontraba el menor y cuando observó que no explotó, lo recogió y en ese instante le explotó en la mano.

Una fuente consultada por El Salvador Times informó que el niño fue llevado a la unidad de emergencias del hospital nacional Santa Teresa de Zacatecoluca. El reporte decía que fue ingresado, ya que presentaba quemaduras por pólvora debido a la explosión del mortero. 

En dicho hospital se le dieron los primeros auxilios para poder detener la hemorragia, pero debido a que presentaba daños severos y que los dos dedos de la mano derecha los tenía mutilados, fue trasladado de inmediato hacia el  Bloom.

Según la fuente consultada, en el Bloom fue ingresado a las 2:00 de la madrugada del martes en al área de cirugía y posteriormente fue aislado al área de niños quemados, debido a que no debe estar expuesto debido a que podría adquirir un virus en la quemadura.

Ya en ese centro hospitalario debido a la severidad de la lesión, le tuvieron que amputar toda la mano, informó la ministra de Salud, Violeta Menjívar, quien lamentó los hechos en una conferencia de prensa esta mañana. 

"El mortero que le explotó era el número 5 y según estimaciones ya no se pudo hacer nada para salvar su mano; ayer mismo fue intervenido por tres cirujanos plásticos y pasaron entre tres a cuatro horas en operación", detalló el director del Bloom.

Daños y tratamiento psicológico

Como resultado de la amputación de la mano, el director del Bloom lamentó que como resultado se tendrá un niño con daño físico permanente y que, además, tendrá repercusiones desde el punto de vista psicológico.

"Hay que recordar que este niño va a necesitar tratamiento psicológico y de rehabilitación, lo cual tendrá una duración de dos años para que esté completamente rehabilitado", especificó Salgado.

"Lamentamos mucho, pero puede servir de ejemplo para que la población tome conciencia de la importancia que tiene el de vigilar a los niños durante la quema de pólvora", manifestó el médico.

Por otra parte, el Cuerpo de Bomberos informó durante la conferencia de prensa de Protección Civil, que entre las 8:00 de la mañana del 24 y las 8:00 de la mañana del 25 de diciembre, se registró cinco niños quemados y un adulto.

Mientras que en el hospital nacional de niños Benjamín Bloom, en total hay 11 menores quemados por pólvora.

Por su parte, el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, sostuvo que para erradicar este tipo de hechos lamentables, la mejor que solución que tiene la sociedad es prohibir la pólvora como uso generalizada y que sea únicamente utilizada para demostración.

"Quienes tienen que dar una explicación del porqué el país no tiene una ley que prohíba el uso de la pólvora son los diputados; ellos son los que determinan con qué normas vive nuestra sociedad y estos resultados tienen que hacer reflexionar no sólo a los padres de familia sino a los legisladores", expresó.

Por otra parte, la Fiscalía General de la República (FGR) hace un recordatorio que los padres o responsables de un menor pueden ser condenados a tres años de cárcel si sus hijos resultan lesionados al manipular pólvora, según el artículo 199 del Código Penal.

Comentarios