• Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 09:47

Sucesos - Ocupantes resultaron con golpes leves

Propietario de avioneta accidentada en Tonacatepeque: El piloto no calentó bien el motor y cayó por bajas revoluciones

Tanto el instructor como el alumno de la escuela de aviación resultaron con golpes leves por el accidente que se registró a tempranas horas de este jueves.

Avioneta1
Foto: Cortesía
Propietario de avioneta accidentada en Tonacatepeque: El piloto no calentó bien el motor y cayó por bajas revoluciones

El propietario del Centro de Adiestramiento Aéreo Académico (CAAA), Tito Manuel Gutiérrez, explicó que el accidente que sufrió una de sus avionetas esta mañana en Tonacatepeque se produjo por un mal procedimiento del piloto.

Según Gutiérrez, Carlos Osorio, piloto de la aeronave, no calentó bien lo motores de la aeronave, lo que provocó un desperfecto cuando intentaba despegar para realizar una práctica junto con el alumno Daniel Sosa.

“Aparentemente no calentaron bien los motores y eso provocó bajas revoluciones y desató la emergencia de la que, por fortuna, resultaron ilesos”, relató Gutiérrez, quien descartó que se tratara de un problema de falta de combustible como se señaló en un primer momento por las autoridades.

El empresario confirmó que tanto el piloto como el alumno se encuentran en perfectas condiciones y que luego de ser chequeados en el hospital Militar de San Salvador fueron trasladados a la base de la CAAA, en el aeropuerto de Ilopango.

“Cerca de la zona en la que despegaron –base militar de Ilopango- está un río y allí fue que lo pusieron, pero por las condiciones de la zona este capoteó, pero ellos salieron caminando del lugar”, explicó Gutiérrez a El Salvador Times.

Es el segundo accidente de la misma empresa

Esta no es la primera ocasión que una aeronave del CAAA se accidenta; este es el segundo percance en un periodo de 13 meses.

El 13 de diciembre de 2016, otra avioneta de la misma empresa se estrelló en el municipio de El Paisnal, al norte de San Salvador. En aquella ocasión fallecieron la piloto, Silvia Garay, de 28 años y quien además era sobrecargo de Avianca, y el alumno George Anthony Cardona Rubio, de nacionalidad hondureña.

Sobre este punto, Gutiérrez explicó que las avionetas de la institución son revisadas constantemente por talleres certificados y que este tipo de hechos son aislados y ocurren debido a la naturaleza de la actividad.

“Desgraciadamente esta situación se puede dar, pero gracias a Dios esta vez no pasó a más”, mencionó.

Comentarios