• Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 10:43

Sucesos - Por medio de una llamada

Propietario de bar Medieval habría sido chantajeado con embarazo por mujer que ahora lo acusa de intento de feminicidio

La mujer, quien llama a Nelson David Ávila Madrid, le dice que no quiere estar embarazada, que cada día la situación es peor, que la quiere dejar sola con el embarazo, y que quién la va a querer con un hijo de uno y otro de otro. Le explica que grabó la llamada y que se la enviará a alguien.  

Chantaje
Propietario de bar Medieval habría sido chantajeado con embarazo por mujer que ahora lo acusa de intento de feminicidio

Un audio al que tuvo acceso El Salvador Times reveló que entre Nelson David Ávila Madrid, dueño del bar Medieval, y la supuesta victima que lo acusa de intento de feminicidio se evidencia que la pareja tenía problemas por un embarazo con el que la mujer intentaba retener al empresario.

Según la grabación que la supuesta víctima difundió entre sus amistades, ella le pedía Ávila Madrid se haga responsable y no la deje. La voz es de una mujer, que le explica al acusado que está embarazada y que nadie la va a querer con un hijo de uno y otro de otro.

"Yo no quiero estar preñada, quién putas me va a aceptar con un hijo de uno y otro de otro, David, ya no, y entre más días pasan es peor, ya no quiero, puta, vos me querés dejar sola con este huevo", se escucha en la conversación.

"Anda a demandame si querés, solo me van a poner medidas, que no me puedo acercar por seis meses y el otro trámite lo refieren a la Procuraduría para que te hagás responsable, eso es lo que va a pasar", le dice la mujer.

La otra persona, que supuestamente es Ávila, le responde que va a tener seis meses de paz, a lo que la fémina agrega, "¿Yo sola hice esta mierda (el hijo) para que me dejés en verga?".

Entre sollozos, la mujer trata de convencerlo, pero el hombre no se conmueve y posteriormente la mujer, remata, diciendo, que grabó la llamada telefónica. "Grabé la llamada y ahorita se la voy a mandar,  pendejo", y mientras el interlocutor le pregunta "¿qué, qué?", la mujer cuelga.     

Según la fuente, la llamada ocurrió previo al problema por el que Ávila fue capturado en las últimas horas por orden administrativa. Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) señalan que el imputado la golpeó el rostro y diferentes partes del cuerpo.

Comentarios