• Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 07:17

Sucesos - Intentó cruzar en 2000

Salvadoreño que buscó el sueño americano: “Había pedazos de pies y manos trituradas en los rieles del tren”

Aseguró que no volvería intentar irse a Estados Unidos de manera ilegal, porque las fuerzas se agotan con la edad
Julio Castillo
Foto cortesía Ernesto Pérez
Salvadoreño que buscó el sueño americano: “Había pedazos de pies y manos trituradas en los rieles del tren”

Julio Castillo de 61 años, un salvadoreño que salió en busca del sueño americano pero no logró su cometido, explicó las razones de por qué muchas personas emigran del país, dijo que no es porque así lo quieran, sino que se ven obligados por la  situación del país. 

“Si este país estuviera en otras condiciones, tal vez no hubiera tanta migración a otros países, pero la verdad no hay otra alternativa, los que a veces se van es por algún problema y si se quedan siempre se mueren”, explicó el sexagenario

La situación de inseguridad hace que a veces no se tomen las mejores decisiones, no obstante, consideró que irse de ilegal no es equivocado porque los que lo intentan lo hacen pensando en su vida y darle una mejor vida a su familia, con todos los peligros que hay en el viaje. 

“Si la población tuviera una nueva forma de vida en el país, creo que no se arriesgarían a irse de manera ilegal a Estados Unidos”.

Confesó que intentó pasar solo y de manera ilegal en 2000 la frontera de México con Estados Unidos, la diferencia era que no iba con la ambición y decisión de pasar al otro lado a pesar que llevaba $2,000, por lo que llegó hasta Arriaga, en México.

“Logré llegar hasta cierto lugar de México… cuando pasaba por la línea férrea de los trenes, encontraba pedazos de huesos de pies, manos, ropas trituradas por los rieles del tren”, dijo Castillo.

Dijo que para emprender ese viaje hay personas que lo ilusionaron, y cree que él estuviera en Estados Unidos, pero tuvo que regresarse por ir pensando que había dejado abandonada a su esposa e hijas.

“No estuve mucho tiempo, pero sí le digo que en México hay mucha gente buena, y personas que no son de allí que quizás son los mismos emigrantes, pero que son malos”.

En México, relató que le ofrecieron varias opciones para quedarse en ese país y poder viajar legalmente a Estados Unidos, pero como había dejado su familia en El Salvador decidió volver

En el país volvió a trabajar como lo había hecho siempre.

No volvería a emprender el viaje

Aseguró que no volvería intentar irse a Estados Unidos de manera ilegal, porque las fuerzas se agotan con la edad y tendría que, dijo, estar enfermo de mente para poder viajar de nuevo de esa manera.

“Gracias a Dios, me ha dado un pensamiento diferente y aquí estamos con mi familia”, aseguró.

Julio cree que en El Salvador se puede salir adelante, pero considera que en el país hay muchas leyes que afectan demasiado y es por eso que se vive en un problema de conflictos y en una zozobra.

“La gente no sale de su casa porque tiene miedo de morir en el camino…si salimos no sabemos si vamos a regresar, ese es el sistema”.

Comentarios