• Diario Digital | martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Luto en PNC

El sargento que se vestía de payaso en escuelas y el agente que luchaba contra el alcohol, los últimos policías asesinados

En las últimas 24 horas han sido asesinados dos policías, uno en una cancha de fútbol en San Miguel y el otro en una cantina de Sonzacate, Sonsonate.

Moral alta PNC
Moral alta PNC
El sargento que se vestía de payaso en escuelas y el agente que luchaba contra el alcohol, los últimos policías asesinados

Este lunes la Policía Nacional Civil (PNC) amaneció con dos bajas más en la corporación. Se trata del sargento Alberto Galeas Crespo, de aproximadamente 52 años de edad, y Walter Elizondo Anaya Díaz, de 25 años, quienes encontraron la muerte cuando se encontraban de licencia.  

Galeas Crespo era un veterano miembro de la Policía, quien era destacado por vestirse de payaso para visitar las escuelas en el marco de varios programas de prevención. Por otro lado, Anaya Díaz luchaba desde hacía vario tiempo contra el alcohol, un vicio que lo aquejó hasta el último día de su vida. Ambos murieron este domingo 28 de abril a manos de criminales de la MS. 

El Salvador Times conversó con algunas personas que conocieron al sargento Galeas Crespo, a quien se le considera como uno de los fundadores de la PNC, pues tras los Acuerdos de Paz decidió enrolarse en las filas de la Policía y era parte de la primera promoción. Fueron apróximadamente 26 años los que estuvo prestando sus servicios a la Policía.

El sargento, con ONI 00455, estaba destacado en el puesto de El Zamorano, en Usulután, pero residía en una colonia de San Miguel. 

Galeas trabajaba en la Liga Atlética Policial (LAP) en la prevención de la delincuencia en diferentes escuelas y en sus tiempos libres se disfrazaba como payaso para llevar alegría y risas a niños de varios centros escolares que visitaba.

"Como persona tenía mucha calidad, era un gran elemento y tenía una gran motivación para divertir a los niños en el programa de prevención de escuelas", expresó un compañero de trabajo con el que estuvieron destacados hace años en una delegación policial del oriente del país.

Ese compañero de trabajo detalla que todo el tiempo que estuvo dentro de la corporación policial, lo hizo el en área de seguridad pública.

"Fue alguien que a pesar de ser sargento, siempre estuvo a la par de los subalternos trabajando en la calle", sostuvo el también agente de la PNC.

Para el agente policial, el vacío que deja el sargento es muy grande, ya que lo consideró que tenía un gran espíritu de servicio para la gente, en especial a los niños a quienes hacía reír cuando se disfrazaba de payaso.

Galeas fue asesinado a balazos la mañana del domingo en la cancha de fútbol Corona, del barrio Concepción en San Miguel, por supuestos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Payasito

La adicción con el alcohol que llevó a la muerte al agente Anaya Lima

En horas de la tarde del domingo fue asesinado un segundo miembro de la PNC, en las inmediaciones del Polideportivo de Sonzacate, Sonsonate. La lucha de años con el alcohol de parte del agente Anaya Díaz lo llevó a la muerte, pues fue asesinado mientras departía con un amigo.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, el agente tenía un problema grave con el alcohol ya que había abusado de su consumo por años y eso le estaba provocando problemas de salud, por lo que él y su familia emprendieron una batalla con la esperanza de dejar de lado ese camino.

Los problemas del policía llegaron al punto que sus compañeros de la subdelegación de Acajutla tenían que ir a traerlo a algunos lugares donde solía departir, pues se encontraba en un estado de ebriedad tal que no podía sostenerse en pie. 

Personas que conocían a Anaya Díaz, amigos o inclusos otros agentes policiales alertaban a la subdelegación del estado en que se encontraba y llamaban para que lo fueran a buscar y así evitar que los pandilleros del lugar descubrieran que pertenecía a la Policía.

Ante los problemas, la familia intentó la rehabilitación por diversas vías. Lo llevaron a los Alcohólicos Anónimos, pero luego de varios intentos no dio resultado. El siguiente fue un tratamiento psicológico que tampoco dio el resultado esperado, pues los problemas con el consumo seguían.

Su esposa y otros familiares optaron porque buscara el camino de Dios y lo llevaron a algunas iglesias, pero la situación no cambió. Un nuevo abuso con el alcohol hizo que dejara de asistir a su trabajo desde el 19 de abril. Lo siguiente que supieron sus compañeros de la subdelegación era que había sido atacado por pandilleros y que había muerto mientras se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas. 

En un mar de llanto, la desconsolada esposa llegó hasta la escena para hacer el reconocimiento del cuerpo, atrás de ella quedan había tres niños que no podrán volver a ver a su padre nunca más. Sus próximas visitas a Bienestar Policial serán el único recuerdo de su progenitor.

La fuente policial indicó que creen que el agente tenía problemas, ya sea dentro de su familia o económicos y utilizaba al alcohol para refugiarse de ellos, pero por el momento el caso seguirá en investigaciones.

La policía informó que mientras la Fiscalía General de la República (FGR) y el Instituto de Medicina Legal (IML) trabajaron en la escena, se montó un dispositivo en Sonzacate y aledaños para dar con los responsables.

De manera preliminar, apuntan responsabilidades a un grupo de terroristas de la MS que delinquen en la zona.

En lo que va del año son 14 los policías que han sido asesinados. 

Asesinado en Sonzacate

Comentarios