• Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 12:05

Sucesos - Habría colaborado en el secuestro de un médico

Supuesto secuestrador queda libre porque nunca le reprogramaban audiencia

La legislación salvadoreña prohíbe que una persona esté más de dos años en detención provisional esperando juicio.

Supuesto secuestrador queda libre porque nunca le reprogramaban audiencia

A José Menjívar, a quien se le conoce como “Melvin” dentro de la MS, se le acusa de haber participado en el secuestro de un médico en la zona de Nueva Concepción, del departamento de Chalatenango, en noviembre de 2009.

Desde el 13 de marzo de 2015 guardaba prisión en el Centro Penitenciario de Ilobasco a la espera de un juicio en su contra por este supuesto secuestro en el que habrían utilizado a la mujer de un marero para enamorar y secuestrar al médico.

La legislación salvadoreña prohíbe que un imputado esté más de dos años en detención provisional. El pasado 13 de marzo, José Menjívar cumplió los dos años, por lo que fue necesaria una nueva revisión de medidas y tuvo que ser puesto en libertad.

La razón es que la audiencia se ha reprogramado en tantas ocasiones que se cumplió el tiempo permitido por ley, por lo que el juez estableció una caución, es decir, un monto que debe pagar y que al terminar del proceso le es devuelto.

En este caso, se valoró que los secuestradores pedían $50,000 para liberar a la víctima y en este sentido, al imputado se le impuso una caución de $6,250. Una vez pagado el monto, el pasado 29 de marzo quedó en libertad.

Ahora, este supuesto secuestrador goza de libertad en lo que el juicio puede efectuarse. Por el momento, la audiencia de vista pública está programada para el 24 de abril y mientras tanto cada semana deberá ir a firmar asistencia al Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador que lleva su causa.

José Menjívar, según el expediente fiscal, habría sido uno de los sujetos que vio por última vez al médico el pasado 24 de noviembre de 2009, luego de que una amante que tenía, con engaños, lo llevó hasta donde estaba él junto con otros mareros. Ya en el lugar, lo habrían privado de libertad y comenzaron una negociación con la familia para devolverlo.

Después de tres días de ardua negociación, en la que se involucró la Policía. Los pandilleros habrían desistido y el médico nunca más volvió con su familia.

Comentarios