• Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 22:14

Sucesos - SAN JUAN OPICO

Ingeniero asesinado ya había denunciado agresiones: “Todos tenemos miedo a las pandillas y olvidamos que existen otros tipos de violencia”

Rigoberto Arnulfo Orellana Canales, de 26 años, relató en 2018 a través de su cuenta personal de Facebook que fue víctima de una agresión en su rostro de parte de un desconocido en un supermercado, denunció el caso a la Policía lamentó que no hubo una respuesta inmediata.
Imagen de Rigoberto Arnulfo Orellana Canales, de 26 años, ingeniero industrial que fue asesinado por resistirse al asalto en San Juan Opico.
Imagen de Rigoberto Arnulfo Orellana Canales, de 26 años, ingeniero industrial que fue asesinado por resistirse al asalto en San Juan Opico.
Ingeniero asesinado ya había denunciado agresiones: “Todos tenemos miedo a las pandillas y olvidamos que existen otros tipos de violencia”

El ingeniero Rigoberto Arnulfo Orellana Canales, de 26 años, fue asesinado por sujetos armados que le pidieron el celular y dinero y al resistirse al asalto le dispararon. El hecho ocurrió en cantón Sitio del Niño, San Juan Opico, La Libertad.

Según fuentes consultadas, el joven se dirigía a pasar consulta a la unidad de salud del sector cuando fue abordado por los delincuentes quienes después de dispararle huyeron en un vehículo color azul. Orellana hacía dos años se había graduado de ingeniero mecánico en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

El ingeniero relató en diciembre del 2018 a través de su cuenta personal de Facebook que fue víctima de una agresión en su rostro de parte de un desconocido en un supermercado de Lourdes. El joven denunció el caso a la Policía lamentó que no hubo una respuesta inmediata

Este es el relato que hizo en su cuenta personal de Facebook:

¿Lugares seguros en El Salvador?

"Todos tenemos miedo a la violencia social ocasionada por las pandillas, olvidamos que existen otros tipos de violencia como lo que me pasó hoy domingo 2 de diciembre a las 15:30 en La Despensa de Don Juan de Unicentro Lourdes

"Me encontraba realizando las compras de la semana, hablando con mi amigo sobre sus deseos de obtener su primer empleo cuando un hombre alto, camisa celeste manga larga se volteó a vernos y me pegó un trompón en la cara sin saber una razón aparente.

"Después intentó golpear a mi amigo, quien le preguntó ¿qué te pasa?... El agresor nos acusó de haberle dicho "ce..., cara de cu..., (y otros insultos más que no recuerdo)  e intentó darle una patada a mi amigo.

"Nosotros no reaccionamos con violencia, solo nos movimos de caja para evitar mayor problema esperando los supervisores del supermercado tomaran alguna medida.

"¿Conocíamos al agresor?... No, y del mismo dolor que me ocasionó ni siquiera recuerdo el rostro de ese hombre.

"Únicamente un agente de seguridad que trabaja para el supermercado se acercó a preguntarme que si estaba bien y si necesitaba algo(...) Le pedí agua porque el golpe había hecho que mis labios contraminaran con mi tratamiento de ortodoncia y tenía sangre en la boca.

"Al volver a casa llamé al servicio del cliente para exponer mi queja, veremos qué resuelven o que mentira ocupan para finalizar el problema.

"¿Y la policia?...Cuando llamé para realizar la denuncia me dijeron textualmente: Mire, cuando lo vuelva a ver llámenos para enviar la patrulla, la única información que me pidieron fue mi nombre y mi edad, ni siquiera un número de contacto".

Comentarios