• Diario Digital | Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 10:46

Sucesos - LOS DELITOS SON ESTAFA Y TENENCIA DE DOCUMENTOS FALSOS

Acusan a 8 personas de hacerse pasar por empleados del RNPN para lograr créditos personales

Las personas no tienen relación entre sí, más allá de que se presentaron en el mismo mes y a la misma agencia bancaria a pedir créditos personales con una constancia falsa. 

Foto referencia
Foto referencia
Acusan a 8 personas de hacerse pasar por empleados del RNPN para lograr créditos personales

Un grupo de ocho personas se hicieron pasar como empleados del Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN) con constancias falsas para que les otorgaran créditos en un banco del sistema financiero nacional.

Según el expediente judicial, estas personas habían llegado a una sucursal bancaria situada en la autopista Sur en distintos días del mes de junio de 2014. Cada uno pidió montos distintos para el crédito. Sin embargo, todos presentaron una constancia de salario falsa que aseguraba que trabajaban en el RNPN.

El personal del banco se enteró de la falsedad cuando el 2 de julio de 2014 una de las ejecutivas de la institución bancaria decidió llamar al RNPN para corroborar la información de una de las clientas que estaba pidiendo un préstamo por $8,000. Cuando la ejecutiva le pregunto al personal de recursos humanos si Evelyn Romero trabajaba ahí. Le dijeron que no.

Esto prendió las alarmas de la ejecutiva, por lo que preguntó por las otras siete personas que habían llegado en el último mes con constancias de esa institución gubernamental. La respuesta fue la misma: “No trabajan aquí”.

Fue entonces que entre el banco y la institución intercambiaron información. Así, el RNPN el 16 de julio confirmó que todas las constancias eran falsas y aunque el formato era real, habían cambiado los números de teléfono. Además, se pudo corroborar que las firmas no eran las originales.

El primero en llegar a pedir un préstamo fue Francisco Guevara, quien entregó la constancia falsa como empleado. En el momento, el banco le otorgó un crédito por $8,240 y una tarjeta de crédito por $500.

Con la misma táctica llegó Gerardo Sosa, quien se llevó un crédito de $7,250; a Eduardo González se le otorgó un crédito por $7,600; a Fredy Hernández le dieron $9,600; a Jennifer Ávalos le otorgaron $4,300; a Douglas Flores, le prestaron $8,400, y a Mercedes Hernández, le otorgaron $9,610. Además, a cada uno les autorizaron una tarjeta de crédito por $500.

El banco calcula que en total de créditos otorgados de manera fraudulenta suman $55,790.   

En la etapa de instrucción, la defensa de Evelyn Romero aseguró que a su defendida alguien del banco se le acercó a ofrecerle un crédito.

Esta persona le había dicho que solo necesitaba su DUI y NIT y que se encargaría de todo el proceso; además le dijo que le cobraría un 15% de comisión. También, aseguró que ella no había conseguido la constancia de trabajo, sino que él se la habría conseguido.

En la vista pública, habrá espacio para esgrimir este planteamiento y determinar cómo estas ocho personas consiguieron esa constancia, pese a no tener relación entre sí.

La vista pública se realizará el próximo 21 de junio y estará a cargo del juez del Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador.

 

 

Comentarios