• Diario Digital | Sábado, 20 de Octubre de 2018
  • Actualizado 20:31

Sucesos - SAN SALVADOR

Arquitecto fue despedido de su trabajo y a los días es encontrado muerto misteriosamente en su apartamento en condominios San Francisco

La Policía dijo que en la mayoría de los casos cuando una persona se suicida, ésta toma el arma y se hace un disparo en la sien, pero en este caso, Rosales tenía dos disparos en el tórax, por lo que sospechan que fue asesinado. 

Encuentran muerto a un arquitecto que recién había sido despedido de su trabajo en condominios San Francisco

Foto cortesía de Carmina Castro de los condominios San Francisco, donde murió el arquitecto Edwin Alberto Rosales Méndez, de 49 años.
Foto cortesía de Carmina Castro de los condominios San Francisco, donde murió el arquitecto Edwin Alberto Rosales Méndez, de 49 años.
Arquitecto fue despedido de su trabajo y a los días es encontrado muerto misteriosamente en su apartamento en condominios San Francisco

El arquitecto Edwin Alberto Rosales Méndez, de 49 años, quien había sido despedido de su trabajo, murió misteriosamente en un apartamento de los condominios San Francisco #1, avenida 1, apartamento 1-H, en las cercanías de la Cima 1, de San Salvador.

Según la Policía Nacional Civil (PNC) y Fiscalía General de la República (FGR), el hecho habría ocurrido aproximadamente entre las 3:45 y 4:20 de la tarde del martes.

El cadáver del arquitecto yacía tirado en el piso del apartamento y presentaba dos orificios de bala en el tórax y una pistola estaba cerca del cuerpo de la víctima; por lo que todo hacía presumir que el caso se trataba de un suicidio.

Además de eso, los familiares que se presentaron a reconocerlo, manifestaron que hacía una semana él había sido despedido donde laboraba y que a raíz de esa situación andaba deprimido, preocupado y decepcionado.

También, se conoció que Rosales vivía solo en el apartamento y se desconoce si al momento en que ocurrió el hecho estaba acompañado por alguien. Además, se hace difícil corroborar esa situación puesto que en la zona no hay cámaras de vigilancia, ni los vecinos vieron algo sospechoso. 

La Policía dijo a El Salvador Times que en la mayoría de los casos cuando una persona se suicida, ésta toma el arma y se hace un disparo en la sien, pero en este caso, Rosales tenía dos disparos y en el tórax, una zona poco común para cometer un suicidio.

Fue esa situación que llevó a la Policía y Fiscalía a tomar el criterio en determinar que fue una muerte violenta, es decir, un homicidio. Aunque ambas fuentes sostuvieron que el hecho se investigará con detenimiento debido a que no se ha esclarecido el hecho. 

Al cadáver se le realizará la autopsia para determinar la causa de la muerte, además se analizará la mano del cadáver para detallar si tenía plomo, para determinar si la víctima se habría disparado solo.

El caso pasó a la Unidad de Vida de la Fiscalía de San Salvador, en donde se realizarán las investigaciones respectivas.

Comentarios