• Diario Digital | Martes, 25 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 23:53

Sucesos - SANTIAGO TEXACUANGOS, SAN SALVADOR

Una madre intenta recuperar a sus hijos, el tío que los tiene en su casa dice que ella los abandonó

De acuerdo con la mujer, los dos niños están privados de libertad en San Juan Opico. El hecho ya ha llegado al CONNA

Evelyn Arely y Samuel Isaac, ambos de apellido Martinez Landaverde de 9 y 13 años, respectivamente.
Evelyn Arely y Samuel Isaac, ambos de apellido Martinez Landaverde de 9 y 13 años, respectivamente.
Una madre intenta recuperar a sus hijos, el tío que los tiene en su casa dice que ella los abandonó

Roxana Maribel Landaverde, de 43 años, es una mujer humilde, residente en Santiago Texacuangos al sur de la capital, quien trabaja de lavar, planchar y hacer tortillas, pero su vida no ha sido fácil sobre todo con las tres parejas que ha tenido, pero su mayor calvario inició con los albores del año nuevo cuando sus dos hijos desaparecieron repentinamente. 

Roxana accedió hablar con El Salvador Times en un restaurante de comida rápida en el centro de San Salvador, para contar su historia. Recuerda que ese día que los vio por última vez salió como era de costumbre de su casa a su trabajo pero cuando regresó los niños ya no estaban en la casa. Lo que más le extrañó es que ese ni siquiera iban ir a la escuela. 

Incluso recuerda que su actual compañero de vida le preguntó si con ella andaban los niños. Fue entonces que que sintió que el mundo se le vino encima al escuchar esa frase, porque ni ella ni su pareja sabían del paradero de los menores. Todo se derrumbó. Jamás se imaginó que estarían en casa de su tío. 

La vida de Roxana no ha sido fácil, pues a los 18 años se acompañó por primera vez, pero la pareja no funcionó. Al tiempo, se acompañó con un segundo hombre, con el que procreó a Evelyn Arely y Samuel Isaac, ambos de apellido Martinez Landaverde, de 9 y 13 años, respectivamente. Los dos menores que ahora estaban desaparecidos. 

Ella ha sido padre y madre para sus dos pequeños, pues el hombre que la embarazó los abandonó a los tres y lo que ganaba en el trabajo lo gastaba en el vicio del alcoholismo.

"Nunca les ayudó a mis hijos, de vez en cuando les compraba golosinas y los llevaba a pasear a la cancha, pero él falleció hace dos años a consecuencia de beber continuamente", dijo la mujer.

Actualmente, tiene una tercera pareja, con la cual dice ha hecho vida por la necesidad de tener un apoyo económico y moral de un hombre. 

Y es que Roxana siempre se ha sentido sola. Su madre se fue a Estados Unidos a probar suerte en el año 2000, pero no fue tan grande la pérdida, pues nunca se llevaron tan bien. Lo mismo sucede con su padre, quien vive en Cabañas, pero no ha sido cercano. Por eso para ella sus parejas se han convertido en su único pilar. 

En esta ocasión no ha sido distinto, pero la mujer compungida no sabía que hacer, ni dónde comenzar a buscar. 

Apunta al tío de los niños 

Roxana no ha terminado de reponerse ante la ausencia de sus dos hijos, pero algo tiene claro, tras de esta acción está uno de los tíos de los niños: Juan Romeo Landaverde.

Según la madre, es él quien ha privado de libertad a sus pequeños y ha conspirado junto a la madre de ella para arrebatarle a los niños. Dice que la acusan de ser una madre descuidada, de no pasar en la casa y de abandonar a sus hijos, críticas que ella desmiente tajantemente.

"Mi miedo es que los puedan sacar del país para que yo no los vea, pero no van a poder porque yo no firmo papeles y tienen que ser con mi firma", aseguró.

La madre asegura que Romeo Landaverde los tiene cautivos en una colonia de San Juan Opico en La Libertad y no los deja comunicarse con ella. "Por favor pido que me devuelva mis niños porque sino voy a seguir con esta denuncia hasta que los tenga conmigo", suplicó Roxana. 

La angustiada mujer presume que su tío tiene un interés en su niña y que es posible que la pueda incluso agredir sexualmente, y si eso sucede, advirtió que sobre él va recaer toda la responsabilidad y será denunciado.

"Yo me siento angustiada, atribulada y desesperada porque quiero que me los devuelva él (Romeo) así sanos. Si mi hija me la ha violado no la puedo desechar y debo tenerla como sea", sostuvo Landaverde.

Un hijo se comunicó con ella

Roxana recibió el pasado jueves en horas de la noche dos llamadas pérdidas. Se trataba de su hijo, por lo que rápidamente procedió a corresponderle. No sabe si fue buena o mala idea, pero al menos pudo oír a su pequeño. 

En esa conversación que sostuvo con Isaac, manifiesta que no estaba bien ya que lo tienen controlado y están pendientes de todos sus movimientos. 

"Mejor no me llamés, mejor colgá... Sólo te voy a decir una cosa, que la Evelyn sólo llorando por vos pasa", sostiene que le dijo por teléfono su hijo.

Ella volvió a insistir y le sugirió que se fuera para la Terminal de Occidente, la cual están cerca de donde ella reside, pero el menor no pudo darle aliento a la madre. 

"No mami, aquí me tienen sugestionado y amenazado, no puedo llamarte ni me dejan que conteste el celular porque piensan que eres tú", agregó que le explicó Isaac.

El menor de edad le pidió que no continuara con el proceso y le volvió a reiterar que no insistiera, porque lo regañan. Luego le cortó la llamada del celular.

Y es que Roxana sostiene que ya tenía más de dos meses de no saber nada de él y cree que tras la publicación de su caso en un noticiero de televisión fue que el tío le di el celular para que le llamara y le dijera que estaba bien.

Después de que relatara su caso, toma el último sorbo del café que pidió y su mirada luce perdida. Casi es el mediodía y el sol esta fuerte en la capital.

Interpuso denuncia en PNC, CONNA y Ciudad Mujer

Tras su desesperación por no saber nada de sus hijos, Landaverde fue a la Policía Nacional Civil (PNC) de San Marcos a interponer la denuncia y le dijeron que no podían hacer nada porque él (su tío) tenía a los dos menores de edad.

Este medio intentó hablar con la División de Investigaciones (DIN), pero un agente sostuvo que por teléfono no podían dar información.

En su intento por recuperar a sus hijos, también acudió a Ciudad Mujer de San Martín y aseguró que tampoco le quisieron brindar atención. 

Sin embargo, la coordinadora de esa entidad, aseguró a este medio que se le dio atención legal y fue remitida a la Junta de Protección de La Libertad del Concejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA), ubicado en Santa Tecla.

La coordinadora aseveró que el caso es complicado y se ventila en los Juzgados Especializados del Niño y la Adolescencia. Agregó que después de realizar las investigaciones correspondientes, si se considera que hay una vulneración de derechos hacia ella, Ciudad Mujer intervendrá para brindarle ayuda para que las instituciones como la Policía le brinden los mecanismos de ayuda en su caso.

En su peregrinar en búsqueda de ayuda, también acudió a la Junta de Protección de La Libertad del CONNA y aseguró que al plantearles su problema no le hicieron mucho caso. Agregó que la trabajadora social que le atendió le dijo que iban a mandar a alguien a su casa, pero sostiene que aún ha sucedido.

Por su parte, el CONNA informó a este medio que sí había un proceso en la institución por sus hijos, pero que en realidad ella era la demandada. Explicaron que tenía una denuncia por vulneración al derecho de la integridad personal en perjuicio de sus hijos.

La Junta de Protección de la Libertad dijeron que no se podía dar más información debido a que esos casos tienen garantía de reserva.

Lo que dice el tío de Roxana

Por otra parte, El Salvador Times también conversó con Juan Romeo Landaverde, tras las acusaciones que hizo Roxana y el accedió a dar su posición sobre los hechos. 

Sostuvo que la hermana (la mamá de Roxana) le llamó desde Estados Unidos para solicitarle que si le podía ayudar y quitarles los hijos a Roxana, porque consideran que tiene problemas mentales, además que anda con uno y otro hombre.

"Ella le fue a tirar los niños al abuelo a San Isidro en Cabañas y le dijo que ya no quería a esos bichos y que viera que hacía con ellos. Los abandonó", expresó tajantemente Juan.

Además, sostuvo que el abuelo de los menores, le dijo que él no podía cuidarlos porque no tenía las posibilidades económicas para hacerlo.

"Lo que sucede es que el actual compañero de vida de ella es un hombre mayor que ella, tiene 60 años y quiere a la niña para él", expresó. Agregó que el hombre ha estado presionando a Roxana, pues él también le ha estado dando trabajo en una zapatería que es de su propiedad. "El señor le está pidiendo la niña porque la quiere tener", reiteró.

Aclaró que el CONNA refirió el caso hacia la Unidad de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría General de la República (PGR) para que le sea otorgada la tutela de los dos menores.

Sin embargo, por el momento los niños se encuentran en medio de esta disputa familiar y la angustia de una madre que aún no comprende bien lo que ha ocurrido. Serán las autoridades las que tengan la última palabra en este caso. 

Roxana Landaverde

Roxana Maribel Landaverde, de 43 años.

Lo que solicita Roxana

Escribió una petición para el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Comentarios